Archivo de la etiqueta: teatro social

“La pell escrita”: El valor de la elección.

pell1

Hemos podido ver en Sala Atrium de Barcelona el mónologo “La Pell Escrita“,  cuyo autor es Manel Bonany y está dirigido por Manel Dueso e interpretado por Míriam Marcet.

Se trata de un brillante monólogo donde la protagonista evoca la peculiar e intensa relación amorosa, ya truncada, que tuvo con su “nino”.  Los vendajes que envuelven a la protagonista nos hablan de heridas,  físicas y emocionales.  La actriz encarna  magistralmente la esencia de la feminidad, de una feminidad inequívoca y militante, de una consciencia rotunda y determinada; y a pesar del canto a lo individual, a la elección personal e intransferible, la obra alude igualmente al juicio de los demás, al juicio de quienes pretenden arrogarse capacidad de decidir sobre los cuerpos ajenos. Metáfora de la metáfora, porque ese arrogado y nunca otorgado papel de juez en que se encarna la muchedumbre, es esbozado en la obra por una francachela de vándalos, bosquejados de modo particularmente sádico, brutal, descarnado…  del mismo modo que  probablemente deba de sentir sobre sí la mirada de los demás (y no solamente la mirada)  quien únicamente está facultado para querer ser: uno mismo.

Pero a pesar de las dificultades, de la necesidad de reivindicación y de lucha, por encima de todo está -enseña la obra de la mano de una prodigiosa Miriam Marcet- la propia dignidad, la convicción y lo espontáneo por encima del juicio, la censura y la imposición.

Nos ha encantado la obra porque aúna la exigencia de un monólogo con una caracterización muy particular, con una temática presentada a la vez con realismo y dulzura. Miriam Marcet mima, se recrea en el personaje, que nos es presentado como en un arrullo no exento de sobresaltos; imposible no sentirse identificados con él, porque todos en un momento u otro hemos sentido la incomprensión de nuestros semejantes, el rechazo y a veces la agresión despiadada.

la pell escrita

En ocasión de la temática de la obra, Sala Atrium ha organizado diversos coloquios postfunción para poder debatir determinados aspectos de ella, invitando a diversas entidades y personas representativas o activistas del colectivo trans, como acertado epílogo a la representación, para poder acercarnos a las particularidades de un colectivo muchas veces desconocido.

La pieza estará hasta el 19 de noviembre en la Atrium.

PROS DE LA OBRA: Sin duda, la delicada y convincente interpretación de Miriam Marcet.

CONTRAS:  No apta para quien le resulten desagradables las evocaciones de imagenes descarnadas y crueles.

Ignasi y Laura.

Web de la Sala Atriun – Información sobre La Pell Escrita

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

“Dos Familias”: Choque entre acogida y paternidad.

dosfamlias1.jpg

Hemos ido a ver la obra “Dos Familias“, de José Pascual Abellán, dirigida por Sergio Arróspide y producida por Cía. La Familia, en Sala Atrium de Barcelona.

El tema de partida es tan interesante como conflictivo: ¿qué pasa cuando una familia de acogida tiene que devolver a su familia biológica (ya sea el padre, la madre o ambos) el niño al que durante un tiempo ha cuidado? Lo que en principio debería ser asumible y correcto se convierte en una situación de angustia vital tanto para la familia de acogida que se tiene que desprender del niño que ha criado con tanto amor, como para el progenitor de origen que se ha recuperado de su propio infierno y que no obstante se enfrenta a una situación también angustiosa.

Los primeros no asimilan la inminente pérdida, aunque sabían desde el primer momento que esto era muy probable que pasara. Y además, dudan de que ese niño vaya a estar mejor con su familia biológica, dudan de que la reinserción haya funcionado. Y al segundo le da vértigo el momento que tanto ansiaba y por el que tanto ha luchado, y también duda de sí mismo.

No obstante, ambas partes saben que aunque el bien mayor a proteger es el bienestar de la criatura, nadie puede arrebatar un hijo de su padre.

Obra sencilla, emotiva, dolorosa, luminosa, esperanzadora. Te pones desde el primer momento en la piel de los tres personajes, cada uno expresa con una honestidad y transparencia abrumadoras todo aquello por lo que está pasando, con todos los cambios sutiles que van apareciendo.

Impecable el trabajo de los actores: Anabel Totusaus, Pau Sastre y Eduardo Telletxea. Dirección milimétrica, concisa, justa, con un resultado tan natural como la vida misma. Y el texto brillante, que como una rosa se va abriendo y sacando a la luz muchos aspectos y cuestiones que todos llevamos dentro.

“Dos Familias” estará en Sala Atrium hasta el domingo 29 de octubre. Un espectáculo muy recomendable para todo aquél que esté interesado en el tema de la acogida y para los amantes del teatro más realista.

María Rosa Iglesias con la colaboración de Laura Clemente.

 

Web de Sala Atrium – Información sobre “Dos Familias”

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

“La rebel·lia possible”: Respuesta ciudadana al sistema (I).

REBEL1.jpg

Hemos podido disfrutar de la versión catalana (traducida por Gemma Roura) de esta multipremiada obra de Javier García Yagüe y Luis García Araus (estrenada en 2007 por La Cuarta Pared), llevada a escena por la Companyia Anònima con dirección de José Sánchez Orosa, que estará en cartel en la Sala Muntaner de Barcelona hasta el 26 de marzo después de pasar por La Seca Espai Brossa el otoño pasado.

García, un joven que trabaja en una empresa gris y vive con su novia, está cansado de llamar a su compañía telefónica para hacer una reclamación, hasta que decide interponerle una demanda por una cantidad irrisoria de dinero. Su novia se queja y su jefe no comprende que tenga que pedir permisos en el trabajo para ir a los juicios, pero él está decidido a seguir luchando.

REBEL3

Un padre de familia que se ha quedado viudo recientemente no sabe cómo hacer que su hija adolescente vuelva a comer. Las sucesivas visitas médicas en el ambulatorio no sirven para nada. Lós médicos expiden recetas pero no examinan detenidamente a la chica debido al poco tiempo que tienen para cada paciente.

La secretaria de la empresa donde trabajaba García tiene toda la casa en ruinas. Con diversas averías y las aseguradoras que no se ponen de acuerdo, la mujer está al borde del colapso…

Un amigo de García quiere ser apóstata, pero la Iglesia no quiere aceptar que renuncie a su catolicismo. En cambio, él está decidido y quiere conseguirlo cueste lo que cueste.

la-rebellia-possible_-3-eduardo-pelach_29515625820_o-24325

Entre todos, deciden apoyarse y darse ánimos para dar una respuesta a ese sistema que tanto les rehúye y no les tiene en cuenta. Porque en la sociedad hay muchos Garcías que ponen su pequeño grano de arena.

La rebel·lia possible” es teatro político y social en clave de comedia. Nos hace reflexionar entre carcajadas y nos deja una buena sensación cuando se termina la obra.

REBEL2

Excelente trabajo de los intérpretes: Xavi Casan, Toni González, Carla Mercader, Joan Sureda, Núria Valls y Maria Villarejo. Destacamos también el buen hacer de Jose Espigares en el diseño de luces, Esmeralda Díaz en la escenografía y Sergí Cerdán en el vestuario.

“La rebel·lia possible” estará en cartel en la Sala Muntaner de Barcelona hasta el 26 de marzo.

Laura.

Para más información clica abajo:

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

“Mi relación con la comida”: El teatro de la vergüenza.

TEATRE_BARCELONA-mi_relacion_con_la_comida-versus

Hemos asistido en el Versus Teatre a la representación de la obra de la dramaturga catalana Angélica Liddell, “Mi relación con la comida“, contundente monólogo con una soberbia Esperanza Pedreño, que también es la directora del espectáculo.

Una joven artista recibe de un productor interesado en su obra una invitación para comer; a partir de ahí, la obra puede leerse como el grito de rabia que le produce la invitación a la protagonista, que le expresa al productor su rechazo contándole su historia.

NOA6549

Aunque este planteamiento puede parecer banal, la impactante puesta en escena nos ofrece una actriz que se expresa con las inflexiones, la gesticulación y la vestimenta de una perturbada (gran Daniela Presta en el vestuario). Pero enseguida vemos que no lo es. Lo que al principio podemos tomar como incontinencia emocional, se convierte por momentos en una calculada agresión al espectador y por extensión a la institución teatral, a la que pretende despojar de toda ligereza para encararla con lo que de verdad importa: ricos y pobres. (“No tiene mucho sentido hablar de nada más”, en boca de su protagonista.) Si no puede hacerse poesía después de Auschwitz, como decía Adorno, tampoco puede hacerse teatro en medio de la miseria humana, especialmente en un país como España, que hace nada salió del más pétreo subdesarrollo, (para volver a acercarse al mismo como hemos visto en estos últimos años).

image

La protagonista va desgranando imágenes repugnantes para incomodar al espectador, a quien abiertamente se reprocha, aunque interponiendo para ello la figura eufemística del “productor”, ser partícipe de esa dicotomía ricos/pobres. La protagonista procede de un miserable ambiente rural y llega a la ciudad para vivir en un humilde barrio de inmigrantes; la pobreza es presentada alejada de cualquier bondad, de cualquier virtud estoica, para ser evocada como algo asqueroso, decadente, repugnante. Las imagenes desoladoras se suceden: violencia sexual, física, decrepitud, miseria, todo ello para ser confrontado con la ceguera voluntaria de la sociedad y del público. Como incisivamente nos dice la autora, ese rechazo bienpensante en “mezclar” cosas, esa voluntad de mantenerse alejados de todas esas imagenes de miseria, ese encumbramiento del “glamour”, es lo que provoca la rabia de la protagonista. Hasta que, consciente de que el público está esperando que acabe la obra para olvidarse de algo que le incomoda, en un último intento de provocar alguna reacción, lo hace desfilar, lo hace partícipe del montaje, lo encierra tras una cortina, le hace jugar con una pelota, lo abraza con el torso desnudo… todo es inútil, la barrera entre los sentimientos y la realidad, entre la pobreza y la riqueza, entre el asistir a una representación y la culpa por no vivir en la miseria, es finalmente infranqueable. Al menos lo ha intentado.

NOA6028

Porque la tesis de la obra es al fin y al cabo ésta: la obra no cambiará nada, los ricos seguirán despreciando a los pobres, éstos seguirán viviendo sus míseras existencias, seguirán siendo desgraciados, los espectadores regresarán a sus casas  de burgueses, pero al menos les hemos hecho pasar un mal rato haciéndoles partícipes por la fuerza de lo que no quieren conocer.

Pieza muy interesante para quien quiera experimentar con algo poco habitual, quien tenga inquietudes sociales y para los amantes del teatro contemporáneo. La obra, representada con gran éxito desde el 4 de noviembre de 2014 en el Teatro Galileo de Madrid, estará en cartel en el Versus Teatre hasta el 28 de junio.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web de Versus Teatre/Información sobre “Mi relación con la comida”

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza