Archivo de la etiqueta: teatro musical

“Akelarre”: Una necesaria reivindicación del feminismo.

akelarre 1

Hace poco asistimos en la sala El Maldà de Barcelona a este interesante espectáculo musical de la compañía The Feliuettes concebido como un cabaret dirigido por Míriam Escurriola, con Laia Alsina, Maria Cirici y Laura Pau como actrices y cantantes y la colaboración especial de Vicky Peña como Madame Big Lips, acompañadas al piano por Gerard Sesé (director musical), cuyo cuerpo argumental parte de textos y canciones de Clàudia Cedó, Cristina Clemente, Xavi Morató, Mireia Giró, Gerard Sesé, Laia Alsina Riera, Laura Pau y Míriam Escurriola y la composición músical corre a cargo de Clara Peya, Arnau Tordera, Ariadna Cabiró y Gerard Sesé.

Resulta lamentable como últimamente desde la derecha se pretende banalizar el movimiento feminista, tachándolo casi de dictatorial, tratando de difuminar sus reivindicaciones como si fueran el producto de mentes fanáticas, cuando la realidad es muy otra. Quienes sufren la brecha salarial son las mujeres; quienes sufren la doble jornada laboral (en la empresa y el hogar) son las mujeres; quienes sufren abusos sexuales son ellas; como lo son quienes, en fin, perecen a manos de sus parejas.

A partir de esa idea reivindicatoria, The Feliuettes nos obsequia con un espectáculo musical fresco y ágil, en que en forma de sketches se suceden diferentes relatos centrados en la reivindicación feminista. El contraste entre la seriedad del relato y la forma de presentación del mismo es intensa. Ya la tonadilla popular “El senyor Ramón” cobra otro aire mucho menos festivo, ya el cuento de la Caperucita se nos presenta con otro inquietante punto de vista, ya los cortinajes del escenario se asemejan a una enorme vagina que al mismo tiempo protege y conmina a los protagonistas.  La prostitución, la explotación laboral, las normas sociales discriminatorias (genial el gag en que los servicios sociales intervienen porque una madre se atreve a vestir a su hijo de rosa), los abusos sexuales, la supeditación a la familia, todo es presentado con muchos recursos, sacando todo el partido a estas tres grandes actrices que van alternando el protagonismo en los diferentes momentos de la obra, todo ello acompañado del magnífico pianista que ejerce también de discreto comparsa, y con unos textos que aunan con sutileza irónica el desenfado en la forma con la contundencia en el mensaje.

akelarre 2

La obra estará hasta el 13 de abril en El Maldà y desde aquí os animamos a que vayáis a verla en estos últimos días, no os defraudará.

PROS DE LA OBRA:  Los amenos números musicales, la gran interpretación y la profundidad y claridad de los textos.

CONTRAS DE LA OBRA:  No apta para quien no guste de los cabarets o los musicales o quien no comparta el mensaje feminista directo y sincero.

Ignasi y Laura.

Web de El Maldà – Información sobre “Akelarre”

Os dejamos un trailer a la rueda de prensa de la presentación de la obra:

Deja un comentario

Archivado bajo Música, Teatro y Danza

“Mirta en espera”: Gran espectáculo de pequeño formato.

vertic_880_0

Barcelona es una ciudad en la que la oferta cultural oscila muchas veces entre lo que podríamos llamar cultura popular de calle, el gran evento “cool” a lo Primavera Sound, o la endogamia (especialmente en las artes escénicas) en cuanto se refiere a un circuito de creadores y público que parece retroalimentarse continuamente y que a menudo no permite ver que haya algo más que pueda ser igual o más interesante que las obras que ofrecen aquellos que podríamos llamar “sospechosos habituales”. Por eso no es sencillo sacar adelante espectáculos de pequeño formato como el que está llevando a cabo Ángela Palacios (Logroño, 1984), autora, actriz y desde hace dos años máxima responsable de la plataforma de creación multidisciplinar “Los espejos son para mirarse”, en el emblemático Teatre Llantiol de la calle Riereta.

mirta-en-espera-llantiol-teatre-voltar-i-voltar-3

Mirta en espera”, que es como se titula la obra en cuestión, es en realidad un monólogo, con una única actriz pues en escena (aunque acompañada en algunas representaciones por una persona que traduce la obra a la lengua de signos; un hecho del que nos felicitamos), con ramalazos de musical (la propia Ángela interpreta las canciones), y con la mirada puesta también en el mundo de los clowns.

El personaje que se nos presenta es una actriz a la espera de un representante con el que se ha citado en un banco de algún punto de la ciudad. Durante el tiempo que está en el escenario sabremos de su vida, de sus esperanzas de ser reconocida algún día como una gran intérprete (con premio Oscar incluido), de sus sinsabores en el amor…

597044814_780x439

Es “Mirta en espera” una obra con momentos de muy conseguida comicidad, pero en su interior subyace una cierta tristeza; la de los sueños rotos, el autoengaño, la incapacidad para comunicarse con otros, doblemente frustrante en el caso de alguien que precisamente quiere expresar emociones, sentimientos e ideas a los demás a través de su arte. Mirta es una actriz, pero cualquiera puede sentirse fácilmente identificada con ella, y en eso reside el éxito de la obra. En eso y en la chispeante interpretación de Ángela Palacios. No resulta nada fácil que un actor o actriz pueda sustentar por si solo una obra durante más de hora y cuarto sin que decrezca ni un momento el interés por parte del espectador sobre aquello que está viendo y escuchando. Si hay justicia en este mundo, le auguramos un gran futuro profesional a Ángela; está claro que talento, tanto como autora como intérprete, lo tiene a raudales.

Ricard.

Os invitamos a asistir a alguna de las pocas representaciones que aún quedan de la obra en el Llantiol, y así mismo a conocer más de Ángela Palacios y de su proyecto “Los espejos son para mirarse”, clicando en los enlaces que encontraréis a continuación:

Web de “Los espejos son para mirarse”

Web de Ángela Palacios

Web del Teatre Llantiol-Información sobre “Mirta a la espera”

ACTUALIZACIÓN (2018): “Mirta en espera” se está representando en la Sala Fènix del barrio del Raval de Barcelona (también en la calle Riereta) hasta el domingo 28 de octubre.

Web de Sala Fènix – Información sobre “Mirta en espera”

Aquí tenéis el trailer de la obra:

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

“Conte de Tots Sants”: Dickens en Tailandia.

conte-1Nos ha sorprendido gratamente esta versión en clave de comedia musical del clásico de Dickens “A Christmas carol” escrita por Jofre Bellés con dirección de Maria Voronkova y dirección musical de David Anguera. Ingeniosa, dinámica y descarada, protagonizada por dos fantasmas elfos, los propios Bellés y  Anguera, cual si de Dupont y Dupont se trataran  -más que de los espíritus de las navidades presentes y futuras-, que tratan de redimir al personaje repelente encarnado por  Miguel Ángel Sánchez, en su papel de guaperas rey de las redes sociales e industrial explotador. La buena voluntad y empeño de los dos geniecillos es guiada con acierto por la diablesa Lluna Pindado, que por las malas trata de salvar al desalmado ejecutivo como también lo intenta por las buenas con su encantador alter ego, la vecina María, que tiene que soportar los continuos desprecios del jefe de empresa al que para ahorrar se le ocurre trasladar la producción a… Tailandia!!!

conte-2

Sorprendente faceta como cantantes de los intérpretes, con una excelente Lluna Pindado con voz de soprano acompañada por el resto de actores que nos muestran su talento musical, que junto a las cuidada escenografía de Xavier Vila e iluminación de Joan Gil, conforman un espectáculo delicioso; la trama se desarrolla ágil, traviesa y desenfadada entre gags y canciones: un precioso cuento de Navidad ideal para ver en familia, que destila fina ironia sobre la obsesión con el móvil, la hipócrita vida paralela en las redes sociales, la avaricia y la redención, todo ello presentado sin la gravedad del cuento original, en clave de comedia musical.

La obra se representará hasta el 11 de diciembre en El Maldà de Barcelona.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web de El Maldà/Información sobre “Conte de Tots Sants”

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura y Cómic, Música, Teatro y Danza

“Balneari Maldà”: Hilarante cabaret sobre la sociedad (II).

BALNEARI2_-horitzontal

Desde “Cultura y algo más” esperábamos con expectación la segunda parte del cabaret “Balneari Maldà“, en esta ocasión dedicado a la educación,  Tal y como indica obviamente su título “L’educació“.  Y no nos ha defraudado en absoluto. La compañía Els Pirates Teatre ofrecen un amplio repertorio de piezas cortas, incluyendo gags, baile, mimo, teatro gestual y sátira.

Como en la primera parte (“La identitat“), los intérpretes (Laia Alsina, Queralt Casasayas, Maria Cirici y Bernat Cot, acompañados por la pianista Ariadna Cabiró, directora musical del espectáculo), hacen un trabajo excelente, encarnando a unos personajes muy cómicos. Especial carisma demuestran la divertida consellera, el diplomatico y musical president, el dentista fraudulento y la profesora que va con un bate de beisbol. Las coreografías de Robert González son muy divertidas y originales, combinando a la perfección con la larga experiencia en cabaret de la compañía Els Pirates y el entusiasmo con que realizan todos los números. No es de extrañar que con la calidad de sus funciones, El Maldà haya sido elegida como mejor sala en los XVIII Premis de la Crítica.

Balneari-Malda-educacio-620x330

Como ya os comentamos en nuestra entrega anterior, “Balneari Maldà”, dirigida brillantemente por Adrià Aubert, consta de tres partes: “La identitat”, “L’educació” y “El poder”. “L’educació” en principio estará en cartel sólo hasta el 26 de abril, con sesión cada lunes a las 21h y el martes 26 de abril.

Los textos han sido creados por Anna Maria Ricart, Xavi Morató y el mencionado Adrià Aubert, la música compuesta por Llorenç González, la escenografía y fotografías por Enric Romaní, la iluminación por Adrià Aubert, el figurinismo por Maria Albadalejo y en la producción tenemos que mencionar a Marina Marcos Aixalà, Lea Ariet Jelinek (ayudante) y Jorge Mur (técnico).

En El Maldà también están en cartel en estos momentos “Homes foscos“, un thriller musical a partir del universo de Patricia Highsmith, de Clara Peya y David Pintó, y la comedia “Vremya Musei” de Cia Voltäla, hasta el 8 de mayo.

 

Jordi García Cruz y Laura Clemente.

Para más información clica abajo:

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

“Fang i setge”: El musical romántico.

fang i setge

La caída de Barcelona a manos de las tropas borbónicas el 11 de septiembre de 1714 es, en el imaginario del nacionalismo catalán, equivalente a los colonos del Mayflower para el nacionalismo americano, la toma de la Bastilla para el francés o el desembarco de Garibaldi en Sicilia para el italiano, hasta el punto que tan infausta fecha es la fiesta nacional catalana.

El dramaturgo Marc Rosich y el director Marc Angelet, junto a Salvador Brotons como compositor, y como letrista el ingenioso poeta  Josep Pedrals, (con su excelente dominio del lenguaje que el propio título atestigua), así como el coreógrafo Toni Mira y la escenógrafa Laura Clos, dan cuerpo a este excelente musical del que destacamos muchas virtudes.

fang i setge 2

La obra está impregnada del acertado aire de abandono a su suerte que debieron sufrir los defensores catalanes y que transmiten, con amargura y resignación, los actores y actrices.  En efecto, ya desde el principio se nos anuncia la deserción de los ingleses, magníficamente encarnada en el personaje William Plowright (algo así como Guillermo “el que maneja bien el arado”) magníficamente interpretado por Jordi Llordella. El asunto catalán no era sino un pequeñísimo epígrafe del escenario europeo que enfrentaba a las casas de Borbón (Francia, Castilla y Baviera principalmente) con la de Habsburgo (Austria, muchos estados alemanes y de modo oportunista -como siempre-, Inglaterra). Cuando el hermano del emperador  austríaco Leopoldo muere, el peligro de que el Sacro Imperio y la corona de España queden bajo una misma mano hace que los ingleses se retiren. El tratado de paz de Utrecht acabaría de finiquitar las aspiraciones catalanas de que un rey les reconociera sus fueros. Tras el asalto final de Berwick, las instituciones propias quedarían definitivamente abolidas y el territorio incorporado a la monarquia absoluta borbónica.

fang i setge 4

En la representación, se nos expone en elocuente dibujo el enfrentamiento civil entre catalanes partidarios de los borbónicos y catalanes defensores de los fueros. Así,  Onofre (Xavier Ribera Vall) es un noble que traiciona a las instituciones, un botifler (quién sabe si en alusión a la flor de lis francesa, “beauté fleur“), cuya hija Ònia (Neus Pàmies), decide en cambio apoyar la causa de los brazos de las cortes catalanas. El heroíco Villarroel (Ferran Frauca), se enfrenta no sólo a los asaltantes, sino también a los quintacolumnistas representados por Nuria (Annabel Totusaus) que quieren traicionar a los patriotas y vender la ciudad a los bornónicos. La niña Joana (jovencísima y soberbia Aina Quiñones) con ardor infantil, se enfrenta heroícamente a los sitiadores.

FANG I SETGE 5

La coreografia de la obra es sobría, mesurada, alejada de grandilocuencias y clichés. El texto, ingenioso y soberbio. La escenografía, encantadora.

En resumen, una representación que pese a su duración se hace amena, y consigue trasladar al espectador a uno de los momentos más graves de la historia catalana con frescura,  sobriedad y agudeza.

La obra estará en el Teatre Victoria hasta el 28 de marzo y es una gran cita para los amantes del musical y de las obras históricas.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web de Fang i Setge

Deja un comentario

Archivado bajo Música, Teatro y Danza

“Balneari Maldà”: Hilarante cabaret sobre la sociedad (I).

Cartell Balneari Maldà

El pasado lunes asistimos a “Balneari Maldà“, el nuevo espectáculo de cabaret de la compañía Els Pirates Teatre en El Maldà de Barcelona.

La obra es un gran divertimento de principio a fin, inspirado en el estilo de la célebre serie de los 70s “Flying Circus de Monty Python, en el humor y la manera de contar historias de Pere Calders y en los cabarets de Joan Brossa (la compañía es una gran experta en estos dos autores: ver nuestra entrada). Els Pirates saben viajar al pasado y regresar con mil ideas ingeniosas.

balneari2

Este interesante proyecto consta de tres partes: “La identitat“, “L’educació” y “El poder“. “La identitat” en principio estará en cartel hasta el 28 de diciembre, con sesión cada lunes a las 21h (esperamos que en el futuro amplíe su presencia en la cartelera). En esta primera parte, se nos presentan diversos gags, piezas breves, canciones, números de acrobacia, situaciones absurdas, etc., que conforman un original collage sobre la identidad catalana, el lenguaje políticamente correcto, el bilingüismo, la diversidad y otros temas relativos a la sociedad local con diversos personajes de la realidad cotidiana como son el ciudadano del mundo, las amas de casa de diversos estratos sociales, el señor que revisa el contador de la luz, una promotora de ONG, las dependientas de una famosa hamburguesería, y otros más peculiares como unos atracadores muy educados, un explorador desubicado, los miembros de una parroquia nada ortodoxa, etc.

Balneari Maldà

Destacamos las brillantes actuaciones de los intérpretes: Laura Pau, Núria Cuyàs, Jordi Llovet y Ricard Farré, junto a la pianista Ariadna Cabiró (también directora musical) bajo la dirección de Adrià Aubert. Los textos han sido creados por Anna Maria Ricart, Xavi Morató y Adrià Aubert, la música compuesta por Llorenç González, la coreografía y el movimiento realizados por Anna Romaní, la escenografía y fotografías por Enric Romaní, la iluminación por Adrià Aubert, el figurinismo por Maria Albadalejo y en la producción Marina Marcos Aixalà, Lea Ariet Jelinek (ayudante) y Jorge Mur (técnico).

En definitiva, un espéctaculo lleno de humor muy recomendable para el público en general y para los amantes del cabaret en particular.

Laura.

Para más información clica abajo:

Web de El Maldà

Web de Els Pirates Teatre

Deja un comentario

Archivado bajo Música, Teatro y Danza

“Frank V”: Se ríen de nosotros.

frankv_esp2_0

En la Sala Fabià Puigserver del Teatre Lliure asistimos a la ópera bufa “Frank V”, adaptación de la obra del dramaturgo suizo Friedrich Dürrenmatt,  versionada por Sergi Belbel y Arnau Tordera (este último el creador musical a partir de la música original de Paul Brukhard) con dirección de Josep Maria Mestres.

La obra fue escrita a finales de los cincuenta con  resonancias brechtianas (la “Ópera de tres centavos”), y narra la historia de una oscura familia de banqueros mafiosos, encabezada por el matrimonio formado por Frank V  (Eduard Farelo) -el número es una alusión a la pretenciosa costumbre norteamericana de numerar las sagas de las familias dominantes- y Ottilie (Mónica López). Por su parte los empleados de la banca, encabezados por el jefe de personal, Egli (David Bagés) y la secretaria Frieda (Laura Aubert), aprovechan la llegada de dos jóvenes emigrantes del campo, Heini (David Moreno) y Pauli (el siempre brillante David Verdaguer), para acelerar los planes de liquidación del propietario Frank V e intentar hacerse con los fondos de la banca. Los hijos Franzciska y Herbert (también interpretados por Aubert y Moreno) como alumnos aventajados, acabarán demostrando que han aprendido las rastreras técnicas de sus padres.

Frank V 7A partir de ahí, asistimos a una divertida lucha de todos contra todos donde cada uno pretende apuñalar por la espalda con gran despliegue de estratagemas, tretas y traiciones, todo ello salpicado de deliciosos momentos cómicos: la desternillante lucha de ametralladoras, la seducción del industrial Böckmann (Xiscu Masó) por parte de una Laura Aubert de quien desconocíamos esa vis erótica, la escena del entierro con los actores en circunspecta e hipócrita procesión…

Resulta curioso constatar la diferente lectura de la obra respecto a la época en la que fue estrenada, en la próspera Suiza de finales de los cincuenta, obviamente poco que ver con la depauperada España actual. Así, la inicial lectura transgresora de dibujar a unos en apariencia respetables directores de banca como maleantes sin escrúpulos, cobra nuevo sentido a la luz de la crisis de los últimos años y en especial del papel que el imaginario colectivo atribuye a la banca en el origen de la misma.

Frank V 4

Hipotecas subprime, participaciones preferentes, retribuciones astronómicas, deuda subordinada, rescates… A ojos de muchos, ya no es necesario -como podía serlo en los años cincuenta- caricaturizar a la banca de gansters porque hacerlo sería redundante.

Así, la versión de Belbel y Tordera pone el acento en el aspecto más descarnado, de mal gusto, del gran capital, en lo que se cocina tras las asépticas técnicas de marketing y comunicación corporativa. El escenario (Pep Duràn), medio a oscuras, con los típicos tonos malva y rosados de casino o music hall decadente, está acertadamente dividido en dos niveles -con el protagonista contemplando a sus subordinados desde las alturas, para transmitir esa idea de jerarquía tan típicamente capitalista-; todo ello presidido por unas enormes y horteras letras doradas con el nombre del propietario.

frank-v-teatre-lliure-ros-ribas-7

La parte inferior resulta hábilmente dividida en tres partes: la cafetería escenario de las confidencias del personal del banco (genial Arnau Tordera en su papel de camarero Guillaume), en el lado opuesto la orquesta Obeses que subraya lo grotesco y caricaturesco de la escena, y en el centro el vestíbulo que se convierte igualmente en trastienda de las cajas fuertes… Como hemos dicho, el duo Eduard Farelo y Mónica López realiza frecuentes incursiones en el piso superior del escenario donde nos obsequia con sus comentarios faltos de escrúpulos.

frank_v_opereta_d_una_banca_privada

La versiones musicales de Arnau Tordera , la excelente coreografía de Montse Colomé, que nos ofrece unos números frescos y cautivadores y los grandes trabajos de voz de Dolors Aldea y de iluminación de Raimon Rius, acaban de cuajar un aire burlón que a la luz de los sucesos de los últimos tiempos dan sentido al título de esta reseña: se ríen de nosotros.

La obra estará en el Lliure hasta el 17 de mayo y la recomendamos a quien quiera contemplar con humor caústico las bajezas de la banca y a todos los amantes del teatro musical en general.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web del Teatre Lliure/Información sobre “Frank V”

Deja un comentario

Archivado bajo Música, Teatro y Danza

“Les golfes del Maldà”: Viaje al cabaret de los 50.

les golfes del malda cartell

La compañía Els Pirates Teatre, que están a cargo del Círcol Maldà de Barcelona y de la que hemos hablado en anteriores entregas, se caracteriza por ofrecer, entre otras cosas, espectáculos de cabaret que hacen viajar en el tiempo al espectador, como es el caso de “Les golfes del Maldà“.

Este espectáculo musical, que se presenta como “Un cabaret exótico ambientado en los años 50”, está inspirado en musicales de aquella época y de otras (hasta los años 80) y supone una bocanada de aire fresco en el panorama estival de la cartelera barcelonesa. Canciones, coreografías, números picantes, crítica… todo aderezado con mucho humor, hacen pasar al público un velada muy divertida e inolvidable. La calidad del espectáculo es impecable, sea desde el punto de vista musical, coreográfico o interpretativo.

Los protagonistas del espectáculo son tres chicas y un chico (las Golfes: Nuria Cuyàs, Laura Pau y Lluna Pindado,  y el Golfo: Robert GonzálezXavi Duch),  la pianista (Ariadna Cabiró) y una radio que tiene vida propia y va emitiendo sus juicios respecto a los números que se van ofreciendo y la situación de aquella época (David Verdaguer en voz en off). Además, cada día irán subiendo al escenario diversos artistas invitados, que interpretarán números únicos en cada ocasión: Laura Aubert, Ricard Farré, Bernat Cot, Oscar Machancoses, Llorenç González, Mònica Barrio, Enric Cambray, la Cia. Delicatessen y Ferran Martínez Palou, entre otros.

les golfes del malda 6

“Les golfes del Maldà”, creada por Els Pirates Teatre y David Verdaguer, está dirigida por Adrià Aubert, con coreografía de Anna Romaní, escenografía de Enric Romaní, vestuario de Maria Albadalejo, luz y sonido de Jorge Mur, producción de Marina Marcos, traducciones de Laura Aubert y Nuria Cuyás, con Emma Masferrer como encargada de prensa y Cristina Murillo como cover.

Este espectáculo estará en cartel hasta el lunes 28 de julio. Desde “Cultura y algo más” deseamos que tenga una larga vida.

Laura.

Para más información clica abajo:

Web de Circol Maldà/Información sobre “Les golfes del Malda”

Deja un comentario

Archivado bajo Música, Teatro y Danza

ONZE.NOU.CATORZE (1714): La angustiosa caída de una ciudad sitiada.

11914.3

Hace unos días asistimos en el Convent de Sant Agustí (en el marco del Festival Grec 2014) a la impactante “ONZE.NOU.CATORZE (1714)” producida por Zitzània Teatre, que narra los sucesos acaecidos en las últimas horas del sitio de Barcelona de ese año. La obra se representó en dos únicas funciones el 17 y 18 de julio.

En la conciencia colectiva del pueblo catalán está grabada a fuego la caída de Barcelona el 11 de septiembre de 1714 frente a las tropas borbónicas dirigidas por el Duque de Berwick. Es natural que precisamente ese día pasara a la historia, porque con esa capitulación se produce la entrada definitiva, por la fuerza, de Cataluña en la estructura absolutista de la monarquía hispánica.

Para recapitular un poco, cada uno de los reinos formados en la península a raíz de la reconquista tenía personalidad e instituciones propias, notablemente las cortes de cada reino donde estaban representados los tres brazos (nobleza, clero y ciudades), cortes que intentaban denodadamente limitar el poder de los distintos soberanos, fundamentalmente a base de instituir contrapartidas a las peticiones dinerarias que el rey formulaba a los brazos. No era un sistema democrático, porque en definitiva el poder se lo repartían unas élites que conseguían su dinero en parte por medio de extorsionar a las capas más bajas de la población (los remences se llamaban así por el rescate que tenían que pagar a cambio de su libertad, aunque con la Baja Edad Media ganaron importancia los comerciantes y artesanos que se instalaron en las ciudades). En ese contexto, las grandes instituciones catalanas de autogobierno, la Diputació del General y el Consell de Cent, entraron en franca crisis ya en el siglo XVII, con la monarquía de los austrias, ya unificada para todos los territorios de la península. Las empresas militares castellanas eran un pozo sin fondo y las peticiones monetarias y de alojamiento de tropas por parte de Felipe IV y su valido, el Conde-duque de Olivares, exasperaban a las instituciones catalanas que invocaban cada vez con menor éxito sus constituciones (leyes pactadas entre el rey y las cortes).

11914.4

En este contexto, desde mediados de siglo menudearon los levantamientos (el más célebre, la Guerra dels Segadors de 1640) contra los representantes del poder real capitaneados por el virrey. Hasta tal punto exasperó la casa de Austria a Cataluña, que sus instituciones no dudaron, por decirlo de modo pintoresco, en “cambiar de rey”, jurando en 1641 fidelidad al Rey de Francia, Luis XIII. En efecto, pasado hacía largo tiempo el esplendor militar catalán, la única esperanza para esa pequeña nación era conseguir los apoyos de algún rey que se aviniera a respetar el derecho e instituciones propias. Empresa quimérica: poco había que hacer entre el Escila castellano y el Caribdis francés, monarquías que derivaban de modo abierto hacia el absolutismo (quod principet placuit legis habet vigorem, “aquello que place al príncipe tiene fuerza de ley”) y que no estaban por la labor de reconocer instituciones que se les opusieran.

Tampoco bajo la monarquía francesa se consiguió nada, -además de la partición del territorio por el Tratado de los Pirineos (1659) como consecuencia de la recuperación de Cataluña por la casa de Austria-. Los franceses apenas consideraban a Cataluña como una marca lejana, un territorio de frontera para contener a la Corona de Castilla, llevando a cabo también la soldadesca acciones deleznables contra la población.

Pero aún no habían acabado las desgracias, porque al poco de abrirse la cuestión sucesoria al morir Carlos II sin descendencia, y saberse que en el testamento se había dejado instituido como heredero a Felipe de Anjou, las Corts Catalanes, reunidas en Barcelona en 1701, le juraron fidelidad con el nombre de Felipe IV de Aragón. Éste se avino a jurar las constituciones catalanas al parecer aconsejado por su abuelo Luis XIV, lo que incluso fue celebrado por muchos como la monarquía que más había transigido en su relación con Cataluña.

11914.5

Sin embargo, una gran mayoría del pueblo estaba impregnado de un amplio sentimiento antifrancés y se decantó a favor del otro pretendiente, el archiduque Carlos de Austria. Finalmente en 1705 se pacta con Inglaterra una alianza a favor del archiduque. Las fuerzas angloaustríacas tomaron así la ciudad ese año y el archiduque juró también las constituciones.

Las tropas borbónicas, lejos de rendirse continuaron combatiendo, tomando Almansa en 1707 (que supuso la capitulación de Valencia). La relativa igualdad de fuerzas entre borbónicos (“gabachos”) e imperiales (“aguiluchos”) quedó dramáticamente truncada cuando en 1711 muere el emperador José I de Austria, siendo su heredero precisamente el archiduque. Inglaterra hizo merecida su fama de que no tiene aliados sino intereses y, dado que el heredero del trono imperial de Viena era precisamente el archiduque Carlos, evidentemente no tenía ningún entusiasmo en reeditar el Gran Imperio Hispánico del Siglo XVI, con lo que Inglaterra retiró su apoyo al archiduque.

Con el restablecido equilibrio de las potencias europeas, la suerte de los catalanes estaba echada. Aun parece que la reina Ana de Inglaterra intentó incluir en los Tratados de Utrecht-Randstatt alguna cláusula que permitiera a los catalanes mantener sus constituciones, pero ello fue rechazado por Felipe V. Ese año aciago de 1712 se retiraron las tropas inglesas, portuguesas y holandesas y al año siguiente lo hicieron las austriacas.

Así, la batalla final sobre Barcelona, capital de la región “rebelde” se presentaba desigual entre las tropas bien entrenadas del Duque de Berwick, unos 40.000 hombres formados en su mayoría por curtidos regimientos franceses contra unos 4.000 hombres procedentes en su mayoría de las milicias catalanas de los gremios (las coronelas). Al frente de las fuerzas catalanas, el General Villarroel y el conseller en cap Rafael Casanova. El resto es historia. Los borbónicos entraron en la ciudad en la fecha que da título a la obra y con los decretos de Nueva Planta suprimieron las instituciones catalanas de autogobierno, pasando a ser una mera provincia de la monarquía absolutista hispánica.

11914.2

Con el trasfondo de esos luctuosos hechos, se nos presenta el musical ONZE.NOU.CATORZE (1714) en que el protagonista, un adolescente llamado Otger, hace un salto al pasado para asistir a las últimas horas del sitio antes de la capitulación, junto a los heroicos defensores de la ciudad. Aunque conoce el trágico final de la historia, ello no le impedirá contagiarse finalmente del fervor de los milicianos y hasta enamorarse por el camino.

El marco del Convent de Sant Agustí, situado precisamente en el barrio de la Ribera de Barcelona, principal escenario del asalto final y cerca de donde está situado el museo de la batalla (El Born Centre Cultural), nos facilita el tránsito hasta ese triste episodio de nuestra historia.

La representación evoca toda esa iconografía, liturgia, tantas veces repetida a lo largo de la historia, de la ciudad que, rodeada por el enemigo, resiste impotente al cerco, luchando con el arrojo de la desesperación. Así nos es familiar la imagen de soldados que en sus improvisadas posiciones, reciben noticias cada vez más funestas de la aproximación del enemigo, y al mismo tiempo aun conciben vanas esperanzas de que alguna fuerza exterior les libere (en la obra son muchas las referencias a una intervención inglesa que nunca llegaría).

11914.1

Los autores de la obra son Victor Alexandre, Roger CònsulPere Planella. El equipo artístico es el mismo que en la aplaudida “Trifulkes de la KatalanaTribu” (que se estrenó en el TNC en 2012). La dirección corre a cargo de los mencionados Pere Planella (director) y Roger Cònsul (ayudante de dirección). El reparto, formado por un equipo de más de cuarenta personas, está encabezado por Marc Balaguer (“Polseres vermelles”), Feliu Formosa (galardonado con el Premi d’Honor de les Lletres Catalanes), Paula Sunyer, Joan Manuel Brunet, Jordi Llovet (“Aquellos días azules” – consultar nuestra reseña anterior) y Pep Cortés. En las funciones del Grec han participado más de 35 actores y actrices de la compañía GESPA del Centre Sant Pere Apòstol.

La música, de gran importancia en este espectáculo, tiene canciones originales de Toni Xuclà (música original) y Joan Vilamala (letras) y está interpretada por la pianista Marina Miralles y la cantante Aina Sánchez (que también es la narradora de la historia).

En cuanto al resto del equipo artístico, la escenografía es de Jon Berrondo, el vestuario de Montse Miralles, la iluminación de Bernat Tresserra, las pinturas digitales de Guillem H. Pongiluppi, la animación de vídeo de Eduard Asensio y Xavier Colom, el diseño gráfico de Jaume Bach, la producción ejecutiva de Aina Bujosa y el asesoramiento literario y de historia de Arnau Cònsul.

Nos encantó asistir a una obra tan sobrecogedora, al anochecer, al aire libre y en un marco monumental. Fue una bonita manera de rendir homenaje al general Villarroel, al conseller Rafael Casanova y a todos los hombres y mujeres que lucharon por proteger sus instituciones.

Deseamos que este espectáculo se vuelva a representar pronto en Barcelona. Actualmente, los municipios de Sant Cugat, Sabadell, Valls, El Vendrell, Lliçà d’Amunt y El Catllar ya están trabajando para preparar su propio estreno de la obra de cara a los meses de septiembre u octubre.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Blog de Zitzania Teatre/Información sobre Onze.Nou.CATorze (1714)

Web de Barcelona Cultura/Información sobre Onze.Nou.CATorze (1714)

2 comentarios

Archivado bajo Música, Teatro y Danza

“Aquellos días azules”: Fascinante viaje a la infancia.

dias_azules_malda

Hemos asistido en el Círcol Maldà de Barcelona a la representación de “Aquellos días azules” (en referencia a un poema de Antonio Machado),  escrita y dirigida por Marc Artigau i Queralt,  licenciado en dirección escénica por el Institut del Teatre y autor de obras como “Ushuaia(Premi Ciutat de Sagunt 2008 y Accéssit al Premio Nacional Marqués de Bradomín 2008), “A prop, “L’estona que vaig ser poemadentro del ciclo “El juliol a la cuina” del Festival Grec de Barcelona (2010) o “Les sense ànima”,  ganadora del Premi Ciutat de Sagunt 2009 y el Premi Ramon Vinyes 2009.

La obra está representada por los actores Robert González, Jordi Llovet y Joan Solé y estará en cartel hasta el próximo 22 de junio. Actualización de 2015: La obra estará en cartel en el Círcol Maldà del 7 al 24 de abril.

Todos miramos con nostalgia el paso del tiempo, el recuerdo de lo que fue, la reflexión de lo que pudo haber sido, la melancolía por la pérdida, los amores pasados… pero si hay un recuerdo que para muchos puede ser doloroso, es el de la contemplación de la infancia, de esa época irrepetible de la vida de cada uno en que, mirando hacia atrás,  nos vemos como frágiles ante aquel mundo que no comprendíamos pero que hacía mella en nosotros, nos iba modelando inexorablemente, y en fin, nos convirtió en lo que somos.

Aquellos-Robert-Gonzalez-Jordi-Llovet_ARAIMA20140516_0209_5

Sobre esas reflexiones y las propias de su autor, ha escrito Marc Artigau una obra intimista y tierna, que contempla la infancia con mirada aguda e ironía amarga e incisiva. Nos ha encantado el eclecticismo de la obra que despliega una gran variedad de recursos artísticos, pasando del estilo operístico al cabaret, del mimo al juego con el público, del trío instrumental a la coreografía, del costumbrismo al realismo, pasando por la imitación y la poesía… todo ello para presentarnos precisamente el contrapunto de la infancia, que mira al trasluz de la inocencia el comportamiento muchas veces egoísta y malvado de los adultos.

La obra tiene una gran ambición conceptual, porque pretende tocar, con pinceladas breves pero intensas,  todos los grandes temas de la niñez, la debilidad del niño frente a un ambiente que muchas veces es hostil, -encarnado por el acoso de otros niños, por un padre maltratador, por la indiferencia de los primeros amores platónicos-, la sexualidad, las relaciones familiares, los lugares mágicos de la infancia, el ocio, los juegos, y también hacer un repaso de los iconos de muchos niños de los ochenta, como canciones, modas, programas de televisión, etc.

TEATRE_BARCELONA-Aquellos_dias_azules_2

Excelente trabajo también de los actores, que se emplean a fondo en los diferentes registros que hemos apuntado (mostrando una polivalencia por la que les felicitamos),  logrando así un meritorio equilibrio entre esa doble faceta de inocencia y desilusión que creemos ha querido transmitir el autor. En conclusión, una obra amena y deliciosa que recomendamos a todo aquel que quiera ver reflejados sus recuerdos de niñez.

Ignasi y Laura.

 

Para más información clica abajo: Web del Círcol Maldà/Información sobre “Aquellos días azules”

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura y Cómic, Música, Teatro y Danza