Archivo de la etiqueta: ricard

Angel Olsen en Barcelona (Sala Barts, 09/05/18): Regreso al intimismo.

El pasado jueves la cantautora norteamericana Angel Olsen hizo honor al festival del cual iba a ser participe (Guitar BCN 2018) presentándose ante el público de la capital catalana con el instrumento al que hace referencia dicho evento, instrumento que no dejo en ningún momento de la velada y que fue su único acompañante durante ésta, pues la artista realizó su actuación sin banda.

Así pues, la cantante inauguró su concierto con “Sans”, corte incluido en su último disco publicado a finales del pasado año, el más que interesante “Phases”. En realidad, el mencionado álbum no es más que una colección de descartes y versiones varias que no había incluido en sus anteriores lanzamientos y que Olsen ha querido dar a conocer, consiguiendo, curiosamente, un trabajo de impecable conjunción.

Y es que las canciones de este disco funcionan muy bien tanto de forma individual como dentro de la secuencia que siguen en el álbum, de forma que en su conjunto, “Phases” no desmerece del resto de la discografía de una artista que, con su anterior trabajo (“My woman”, 2016) ha conseguido acercarse a un público bastante mayoritario que la había ignorado con sus dos primeras referencias (“Half way Home” de 2012, y “Burn your Fire for not Witness” de 2014).

Como si de una pequeña revancha por ello se tratara, tanto su último disco, como la gira que está realizando en la actualidad, vuelven a sacar el lado más intimista y melancólico de la músico, descartando, en el caso de sus actuaciones, los temas del más expansivo y por momentos incluso rockero “My woman”. De esta forma, Olsen parece querer dar a conocer a sus nuevos seguidores cuáles son sus raíces artísticas.

En cualquier caso, Angel Olsen consiguió encandilar al público que prácticamente abarrotaba la sala BARTS con canciones nuevas aún sin pulir, y una gran mayoría de su repertorio primigenio como “Some things cosmic”, “You are song”, “Lonely” o el díptico final en los bises con “Windows” y “White fire”, interpretadas a flor de piel con una voz que puede resultar tan potente como sutil, y una técnica a la guitarra nada desdeñable.

Al margen de la música, Olsen logró crear una sensación de calidez y cercanía con su audiencia gracias a sus ocurrencias contadas entre tema y tema (explicó que quería ir a la playa, comer pinchos y hablar de chicos con amigas como podría hacer cualquier otra joven, o invitó al público a seguir a su gata Violet por Instagram), que contribuyó a dejar con una sonrisa en la boca, una vez terminada la actuación, al respetable que se había acercado a la BARTS.

En resumen, una bonita velada que recordar, y que nos hizo refrendar nuestro interés por una artista de innegable personalidad.

Ricard.

Os dejamos con un concierto completo de esta gran artista, eso sí, en este caso con banda al completo:

Web de Angel Olsen

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Música

“Mujer-Mar”: Poesía y teatro itinerante.

Hoy queremos recomendaros “Mujer Mar”, un recorrido de poesía y teatro itinerantes en un entorno site-specific y con elementos del teatro de inmersión. Se trata de un proyecto innovador y muy llamativo de entrada por cuanto en él solo pueden haber 10 personas de público.

Dicho público realiza un recorrido por la calle, donde se suceden pequeñas sorpresas, hasta entrar en LA CASA DE LA POETA, situada en el barrio gótico de Barcelona . Una vez allí, los visitantes son guiados a través del teatro y la poesía por las diferentes habitaciones de la casa, donde tocarán el corazón de muy distintas historias.

Todos los espacios de la casa están “ficcionados” a través de atmósferas visuales y escenografías, lo que convierte el recorrido, como ya hemos apuntado, en una experiencia que sumerge al visitante en la misma acción teatral.

Se trata de un espectáculo ideado por Laura Villena,  periodista (ha sido corresponsal para varios medios internacionales), poeta y dramaturga, que ha dirigido varias producciones teatrales en formatos no convencionales, interesada como está en abrir al máximo las posibilidades de creación de las artes escénicas.

El espectáculo, que ha recibido excelentes críticas y ha sido considerado en algún medio especializado como “una pieza reflexiva que nos hace volver a nuestra infancia”, lleva ya varias temporadas y sigue prorrogándose. Quien esté interesado en vivir una experiencia realmente diferente dentro de las artes escénicas aún puede inscribirse (las próximas fechas son el 13 y 14 de abril).

Aquí tenéis un vídeo que os puede ayudar aún más a haceros una idea de cómo es este espectáculo:

Ricard.

Os dejamos con un enlace donde podréis obtener más información sobre este más que interesante evento, y conocer de qué manera os podéis inscribir para participar en él:

Web de Mujer Mar

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

“Americana Film Fest 2018”: Algunas recomendaciones.

Con el tiempo el “Americana Film Fest” (Festival de Cine Independiente Norteamericano de Barcelona), se ha convertido en un evento de esos que tienes especialmente marcado en el calendario,  algo que da muestra de su plena consolidación dentro de la agenda cultural de nuestra ciudad. Desde nuestro blog llevamos apostando por él desde prácticamente su nacimiento, y nos congratulamos al comprobar que cada año crece en propuestas, cantidad y calidad de películas proyectadas, y secciones varias a cual más atractiva.

No nos extenderemos como hemos hecho otros años en enumerar cuales son y en qué consisten dichas secciones, ni queremos dar una información muy exhaustiva sobre el evento, pues si visitáis la web del Festival (tenéis el enlace al final de esta entrada) encontraréis toda la que deseéis. Pero, dado que son muchas las películas que se van a proyectar los próximos días (entre el 6 y el 11 de este mes), hemos querido destacar cinco títulos (en realidad son algunos más, pues hacemos referencia al completo a la retrospectiva que el Festival dedica al director Alex Ross Perry), que quizá destacan especialmente, a priori, entre todas las que se podrán ver. Aquí tenéis pues nuestras recomendaciones para el “Americana” 2018:

“Lucky” de John Carroll Lynch.

El nombre de Harry Dean Stanton es suficiente para atraernos a ver cualquier película. En este caso estamos hablando del último trabajo que pudo rodar el glorioso actor que aparecía en films como “Pat Garrett y Billy the Kid”, “El Padrino II”, “Alien”, “Paris-Texas”, “Corazón salvaje” y tantos otros títulos. A las órdenes del también veterano actor (aquí realizador) John Carroll Lynch, Stanton encarna en esta película a Lucky, un hombre de 90 años que vive en un pueblo en medio del desierto, sujeto a inamovibles rutinas, y rodeado de personajes igualmente peculiares. En el contexto de una localidad donde apenas nada parece moverse, Lucky emprende una suerte de viaje espiritual que el director de la cinta acaba convirtiendo en una especie de homenaje al propio actor al que cabe confundir más que nunca con su personaje. Y sí, en la película también aparece David Lynch.

“Listen up Philips” y “Queen of earth” de Alex Ross Perry.

Si antes hablábamos de uno de nuestros actores favoritos que ya encarna el pasado del cine, tenemos que referirnos aquí a una actriz del presente y del futuro que también se encuentra ya entre nuestras debilidades: se trata de Elisabeth Moss, vista en series como “Mad Men”, la más reciente “The handmaid´s tale”, o en films como la tan extravagante como imprescindible “The Square”. El festival rescata dos películas del ya mencionado director Alex Ross Perry, “Listen up Philips” y “Queen of earth”, donde de seguro Moss debe desplegar todo su talento interpretativo, si bien por lo que sabemos, su protagonismo es mayor en el segundo título mencionado. Oportunidad en cualquier caso de visionar no sólo estas dos películas no estrenadas aquí de un director muy joven más que interesante, sino también buena parte del resto de su filmografía que incluye dos títulos más igualmente inéditos para nosotros (“Impolex” y “The color wheel”), y su más reciente film “Golden Exits”, estrenado hace pocos meses en su país (aunque en este año 2018 tiene pendiente de llevar a la cartelera dos títulos más; tal es su capacidad creativa).

“The endless” de Justin Benson y Aaron Morhead.

Los realizadores Justin Benson y Aaron Morhead ya nos llamaron la atención con la muy interesante “Spring” y ahora nos traen una historia en la que dos hombres que habían salido de una secta, se ven impulsados a volver a reencontrarse con los miembros de ésta ante determinadas circunstancias. A priori bien recibidos, descubrirán pronto que algo turbio se esconde entre sus antiguos compañeros. Un punto de partida argumental, pues, de lo más estimulante, que nos hace pensar que nos encontramos con un título particularmente interesante.

“The strange ones” de Cristopher Radcliff y Lauren Wolkstein.

Dice John Waters que esta es una de las mejores películas del año pasado. Sabiendo esto, ya sería motivo más que suficiente para ver este film dirigido por los debutantes Cristopher Radcliff y Lauren Wolkstein, y que al parecer versa sobre un hombre joven y un niño, de viaje en busca de un sitio donde acampar y poder pasar unos días de caza. Aparentemente, una andanza sin mayor importancia, muy en la tradición de muchas familias estadounidenses en buena parte del país, pero que pronto empezará a entrever un reverso inquietante y tenebroso, formado de mentiras y hechos terribles. Protagonizada por el, dicen, muy rebelde y de carácter difícil Alex Pettyfer junto al más joven James  Freedson. ¿Os hemos dicho ya que es una de las películas favoritas del pasado año de John Waters?

“Lemon” de Janicza Bravo.

Dirigida por la joven directora nacida en Nueva York pero de ascendencia latina Janicza Bravo, de trayectoria ya bastante dilatada y más que interesante, en esta película Brett Gelman interpreta a Isaac, un ser tan extravagante como insufrible, que tiene una forma de relacionarse con su entorno absolutamente desconcertante. Con esta premisa, parece que nos encontramos previsiblemente con uno de los títulos más divertidos que ofrece este año el Festival. A tener pues muy en cuenta para compensar el visionado de otros títulos más dramáticos o con tramas más densas.

Os dejamos con el gracioso trailer de presentación de la edición de este año del “Americana Film Fest”, así como el prometido enlace a la web del evento donde podréis ver todas las películas que se van a proyectar, actividades paralelas, horarios, forma de comprar entradas:

Web del “Americana Film Fest”

Ricard.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV

“Barcelona Improvisa”: Cuatro días de improvisación teatral en nuestra ciudad.

Queremos hacernos eco desde nuestro blog de “Barcelona Improvisa”, evento que se desarrollará dede el 1 al 4 de marzo, y que ha organizado la pujante compañía The Modestos con la colaboración del Espai Piluso y La Escuela de Impro de Barcelona.

Van a ser 4 jornadas de talleres y función doble cada noche. Sobre el escenario, improvisadores venidos del conjunto del estado y diversos países europeos, así, por supuesto, como artistas locales.

En total son 8 espectáculos, entre ellos varios estrenos, 5 masterclass, y como colofón final al festival un Soundpainting (por primera vez en Barcelona)una composición multidisciplinar en vivo entre bailarines, músicos, actores y artistas plásticos.

Nos congratulamos que los organizadores de eventos tan interesantes como este cuenten con nosotros para darlos a conocer. Por todo lo que hemos podido saber sobre estos 4 días, vale mucho la pena acercarse a los dos lugares (espectáculos en RAI en la C/Carders, 12 y talleres en el ya mencionado Espai Piluso en  C/Salvà, 68) donde se desarrollará este festival en muy breve tiempo, para disfrutar de algunas de las actividades previstas.

Os dejamos un enlace donde podéis obtener más información sobre el evento: calendario y horarios, forma de inscribirse en los talleres, compra de entradas (existen diversos packs con interesantes descuentos), etc.

Web de The Modestos-Información sobre Barcelona Improvisa 2018

Ricard.

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

Lita Cabellut: Clasicismo avanzado.

Aunque sea de forma ocasional, en nuestro espacio también queremos dar cabida a las recomendaciones relacionadas con el mundo del arte y del diseño, sobre todo cuando nos enteramos de alguna exposición o muestra que tiene que ver con algún artista por el que sentimos especial debilidad. Es el caso de Lita Cabellut (Sarieña, Huesca,1961), creadora de ascendencia gitana a quien la Fundació Vila Casas de Barcelona dedica una retrospectiva cuya inauguración se dio el pasado mes de octubre y que durará hasta el 27 de mayo. Aunque se da el caso de que es la artista española más cotizada del mundo en este momento con solo dos nombres masculinos por delante (Miquel Barceló y Juan Muñoz), ello no significa que no siga siendo una gran desconocida para el público no especialmente versado en el mundo del arte.

De biografía novelesca (no conoció a su padre y su madre la abandonó cuando solo contaba con 3 meses dejándola con su abuela en Barcelona quien la crió hasta su muerte, siendo después de eso internada inicialmente en un orfanato y adoptada por una familia a los 13 años), la propia Lita Cabellut cuenta que su atracción por el arte empezó en una visita al Prado donde pudo admirar la pintura de autores como Goya, Velázquez o Ribera. En 1978 pudo montar su primera exposición en Masnou, y poco después se trasladaría a Holanda con su familia adoptiva, descubriendo allí nuevos artistas que supondrían también una gran influencia para ella, como es el caso de Rembrandt. Más tarde se interesaría por nombres como Francis Bacon, Pollock, Frida Kahlo o Tàpies.

Creadora multidisciplinar (ha dejado su huella no solo en la pintura, sino también en la escultura, la fotografía, la poesía o el arte videográfico), Lita Cabellut destaca especialmente por sus muy reconocibles, normalmente enormes, y siempre inquietantes oleos. En concreto, los retratos de Cabellut que forman el grueso de la exposición a la que nos referimos aquí, destacan por su hiperrealismo, y van desde temáticas simbólico-poéticas a otras más sórdidas como puede ser la de la violencia contra las mujeres. De cualquier forma, casi siempre está presente el paso del tiempo buscando crear texturas de piel en los personajes que muestra de manera que podamos ver no solamente este aspecto en sí, sino también la huella que deja en el carácter o personalidad de las personas, acercando a la artista de esta forma también al expresionismo. A ello contribuye igualmente el uso muy peculiar que hace de los pigmentos.

La Fundació Vila Casas inauguró un nuevo espacio expositivo con esta muestra que, dicen en su web “quiere traspasar los límites de lo convencional para situarse en el terreno del riesgo, del gesto y retrato psicológico con un clasicismo latente”. Ciertamente advertimos en la obra de Lita Cabellut una impronta propia de esos artistas que están predestinados a influenciar a otros en el presente o el futuro, como ocurre con los nombres a los que hemos aludido en esta entrada de nuestro blog a los que la  propia Cabellut  tanto admira y que tanto la han inspirado. Se podría decir pues que esta exposición da cuenta de una creadora que, siendo absoluta, casi diríamos que rabiosamente moderna, se revela anticipadamente como un nombre ya referencial de su época.

Conectando pues con lo que decíamos al principio, os recomendamos encarecidamente que paséis por la Fundació Vila Casas para disfrutar de esta preciosa exposición.

Ricard.

Web de la Fundació Vila Casas – Información sobre la exposición Lia Cabellut: Retrospective

Deja un comentario

Archivado bajo Arte

“Perfectos desconocidos”: ¡Apaguen los móviles!

En un momento en que la cartelera cinematográfica está especialmente repleta de títulos interesantes, pero acaso muchos de ellos con temáticas bastante densas (nos vienen a la cabeza películas como la sueca “The square”, la griega “El sacrificio de una ciervo sagrado” o la norteamericana “En realidad nunca estuviste aquí”), se nos antojaba a priori como un divertimento más que apetecible “Perfectos desconocidos”, del director donostiarra Alex De la Iglesia, adaptación del film italiano que fue un taquillazo de público en el país transalpino la pasada temporada.

Con más de 2 millones de espectadores que la han visto ya según reza la publicidad que se le está haciendo actualmente a la película, y convertida pues también aquí en un gran éxito, lo cierto es que el visionado del film ha resultado ser más satisfactorio de lo esperado, sobre todo teniendo en cuenta que logra transcender el puro divertimento vodevilesco del que estábamos predispuestos a disfrutar.

La premisa de la película no podía ser más estimulante: un grupo de amigos, en la cuarentena la mayoría, decide juntarse una noche para cenar en casa de dos de ellos, proponiendo una de las congregadas dejar los móviles encima de la mesa para leer en voz alta los mensajes que reciban y escuchar conjuntamente las llamadas que vayan surgiendo. El juego, que en principio se les antoja como algo puramente jocoso, propiciará situaciones cada vez más comprometidas.

Alex De la Iglesia maneja con elegancia la cámara por un espacio casi único, el apartamento de los anfitriones, sorteando la tentación de convertir el film en una especie de obra de teatro filmada. Lejos de ello, “Perfectos desconocidos” es una película con todas las de la ley, que bascula entre la comedia de equívocos y un cierto tono dramático que se acentúa en su tramo final. A falta de haber visto el film original italiano, y desconociendo pues las diferencias que puedan existir con éste, añadiríamos además que el trabajo de De la Iglesia tiene la inteligencia de ir desgranando sutilmente ciertos elementos fantásticos que hacen que, al final, no nos sorprenda demasiado el giro en forma de fábula que tiene la historia.

Con todo lo dicho, nada en esta película podría funcionar bien sin el brillante trabajo de su reparto (perfectos, y nunca mejor dicho, todos y cada uno de los actores y actrices).

Película, en suma, fresca, francamente entretenida, y que pone sobre la mesa una cuestión de plena actualidad: la diferencia que existe entre nuestro yo público, lo privado y lo directamente oculto, en un momento en que las nuevas tecnologías dan pie fácil a eliminar las fronteras entre estas tres dimensiones del individuo.

Ricard.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV

Joana Serrat: Conexión catalanoamericana.

Parece mentira pero con el disco que queremos comentar aquí, “Dripping springs”, Joana Serrat ha llegado ya a lanzar cuatro trabajos. Y es que, como dice el tópico, el tiempo pasa rápido. Del tiempo, y de otros temas universales con los que el común de los mortales se puede sentir fácilmente identificado, nos viene a hablar la de Vic en este álbum que no hace más que volver a ratificar su gran talento para firmar canciones repletas de autenticidad y belleza. Y es que Joana lo tenía difícil para volver a hechizarnos como lo hizo con su anterior y sobresaliente “Cross the verge” (2016), un trabajo justamente aupado entre los mejores de la cosecha nacional del pasado año, pero lo cierto es que su nuevo disco no le anda a la zaga.

El álbum ha sido lanzado por el sello de la propia cantautora, Great Canyon Records, al cual le debemos también la publicación de discos de artistas como Marta Delmont o Murdoc entre otros (aunque a nivel internacional ha sido el sello británico Loose Music quien se ha encargado de su edición), y lo ha producido todo un referente del sonido Americana como es Israel Nash. Además, en él han colaborado el ingeniero de sonido Ted Young (quien ha llegado a trabajar con los mismísimos Rolling Stones), y también músicos del calibre de Joey y Aaron McClellan, John Fleishmann o Dave Simonett entre otros.

Todo ello no es óbice para que lo que resalte ante todo en este disco sea la personalidad de Joana, quien sigue moviéndose como pez en el agua entre las brumosas aguas de un folk-neocountry ensoñador, que tanto parece poder mirar a Jonny Cash como a unos Beach House acústicos.

Desde el principio, con “Wester cold win” (título más que representativo), Joana marca la pauta de un trabajo del cual no podremos desviar la atención mientras esté sonando. Con una voz templada en la emoción contenida, y una producción que es pura filigrana, la canción crece a lo largo de su recorrido y nos prepara para otros temas que nos sumergen aún más en esa tierra de nadie entre su Vic natal y una América neblinosa y mágica que quizá no exista pero en la que muchos queremos creer pese a todos los sinsabores en forma de desconcertantes noticias que muchas veces nos llegan desde el otro lado del Atlántico.

Es desde ese territorio donde fertilizan canciones como la melancólica “Keep on falling”, la intensa “Farewell”, o la más enérgica “Come Closer”. Temas en general en los que, pese a su clasicismo, Joana no tiene miedo de buscar recovecos que los alejen de un excesiva previsibilidad, llegando, en algún caso, a lidiar incluso con un cierto toque progresivo como ocurre en la dilatada “Unnamed”. Canciones, en cualquier caso, que pese a su hipnótico sonido nos hablan, como ya hemos apuntado, de temas bien humanos como el paso del tiempo, la memoria de aquello que quedó atrás y la necesidad de continuar adelante pese a todo.

Aunque este trabajo es el más americano de cuantos ha lanzado hasta ahora (no en vano está grabado en Texas), uno le diría a Joana si pudiera que en el futuro no tenga miedo de desmadrarse y robustecer aún más su sonido como nos consta que hace en ocasiones en sus maravillosos conciertos. Personalmente me gustaría escuchar una Joana Serrat puramente rockera, en una onda que la acercase a bandas como Drive By-Truckers o incluso el Neil Young más eléctrico (aunque sabemos que es una gran fan del canadiense) sin que, por supuesto, dejara de lado su propia personalidad como artista. Pero no hay de que quejarse; mientras siga entregando trabajos tan bellos como este “Dripping spring” seguiremos creyendo ciegamente en ella.

Ricard.

Os dejamos con la canción que abre el disco:

Deja un comentario

Archivado bajo Música