Archivo de la etiqueta: funk

“Miles ahead”: Cine en clave de Jazz.

miles-ahead-dates

Existen probablemente dos formas de encarar un biopic cinematográfico sobre un personaje más o menos célebre en función de dos circunstancias: el individuo a retratar es una persona común enfrentada a una situación extraordinaria que hace que salga de él algo que no hubiera emergido de no haberse encontrado en tal tesitura, o bien el protagonista de la historia es, de por sí, alguien completamente excepcional. El primer caso demanda en la mayor parte de ocasiones un tratamiento más o menos clásico, que enfoque nuestra atención de espectadores no solamente sobre el personaje en cuestión, sino también sobre el contexto en el que se mueve éste: circunstancias históricas, otros personajes con los que se relacionó (mostrados con cierta profundidad psicológica), u otros elementos en general que aporten luz sobre la personalidad del protagonista y las motivaciones que lo llevaron a actuar de la manera en que lo hizo. Por el contrario, un film dedicado a un genio (en el ámbito que sea) puede centrarse de manera más precisa en el individuo en sí, y escoger una manera más creativa, más libre, de mostrarlo; incluso obviando toda linealidad temporal, y circunscribiéndose a una época o épocas concretas en la trayectoria vital del protagonista.  Esta segunda opción es la que ha escogido con acierto el hasta ahora actor Don Cheadle a la hora de realizar un film dedicado a la figura de ese músico deslumbrante que fue Miles Davis.

untitled

Tomando como punto de partida el final de un parón creativo del genio, acontecido de mediados de los años 70 a principios de los 80, y con la anécdota del robo de algunas grabaciones del músico como una suerte de MacGuffin argumental,  Cheadle realiza una especie de fresco, se diría que de tipo impresionista, sobre una personalidad única, con resultados que consiguen ser divertidos e incluso, por momentos, emotivos.

Con el mismo director encarnando con solvencia al propio Miles Davis, y un muy buen elenco de actores acompañándolo (entre ellos un adecuadamente histriónico Ewan McGregor, y la actriz Emayatzy Corinealdi asumiendo de forma brillante el papel de la que fuera mujer del músico, la bailarina Frances Taylor), el estilo visual y de montaje de la película, con diversos saltos en el tiempo, parece querer imitar el propio estilo experimental de la música de Davis, sin que, como ocurría con ésta, deje de ser un film bastante asequible y entretenido para el común de los mortales.

untitled

Es esta película, en cualquier caso, un trabajo que transpira honestidad y auténtico amor por el personaje que se quiere retratar, sin que ello excluya que se muestren los claroscuros y contradicciones de éste. Añadiendo a todo lo dicho una muy creativa fotografía, y una banda sonora (no podía ser menos) excepcional, “Miles ahead” es uno de los filmes que destacan claramente en la cartelera cinematográfica de este verano. Vale mucho la pena acudir a un cine a disfrutar de ella.

Ricard.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cine y TV, Música

Fred Wesley en el Jamboree: Gran fiesta de soul y hard bop.

FRED-WESLEY-POR-lALEX-HINCLIFFE1

Fred Wesley (1943), famoso trombonista, compositor, arreglista y productor musical estadounidense, visitó la sala Jamboree de Barcelona hace unos días en el marco del Ciclo Hammond 5J.

Este artista comenzó a tocar el piano con 3 años y siendo muy joven, antes de alistarse en el ejército, colaboró con Ike y Tina Turner. Poco tiempo después, a finales de los sesenta, se unió a la banda de James Brown. De esta época surgieron éxitos como “Say It Loud – I’m Black and I’m Proud”, “Licking Stick”, “Mother Popcorn”, “Doin’ It to Death” o “Papa Don’t Take No Mess” en los que se aprecia claramente la impronta de Wesley. En 1975 abandonó la banda de Brown para unirse a las de George Clinton, Parliament (grabó con ellos el emblemático álbum “Mothership connection“) y Funkadelic. Clinton animaba a sus colaboradores a producir sus propios trabajos, y así surgió “A Blow for Me, a Toot for You” y otros trabajos de The Horny Horns, la sección de viento de Parliament liderada por Fred Wesley, con Maceo Parker, Rick Gardener y Richard “Kush” Griffith. Tras un segundo disco con ellos, se une a la Count Basie Orchestra, se establece como productor y en 1980 graba el célebre disco “House Party“. Continuó su carrera como músico y arreglista, colaborando con Earth, Wind & Fire o Barry White, grabando con George Clinton y Bootsy Collins, hasta que Maceo Parker y él salieron de la influencia de Clinton para grabar “To someone” (1988) para luego publicar discos como “New Friends” (1990), “Be Funky and Amalgamation” (1994) o “Full Circle (Be Bop to Hip Hop)” (1997). Tras muchos años, se unió a los antiguos miembros de la banda de James Brown y formaron JB Horns, que realizaron varias giras, y en 1996 formó su propio grupo, Fred Wesley Group. Todo este recorrido y mucho más queda reflejado en sus memorias “Hit Me, Fred: Recollections of a Sideman” publicadas en 2002.

fred wesley

En Jamboree, el potente y animado trio de Fred Wesley dio una sesión intensa y animada donde se oyeron temas de Jimmy Smith (“Back at the chiken shak“) y Eddie Harris (“Freedom jazz dance“), entre otros. El concierto empezó con la actuación del organista tocando una pieza, probablemente, de Jimmy Smith, con un virtuosismo y un feeling que enseguida cautivó a los asistentes. Acabado el primer tema se unió el batería y unos minutos después el gran Fred Wesley que, a pesar de a sus dimensiones y de su avanzada edad, dio su recital moviéndose continuamente por el pequeño escenario. Tocando con maestría su trombón, se animó también a cantar dos temas, uno de ellos “House party” de Jimmy Smith. A la postre, en el ultimo tema de la noche invitó a todo el mundo a levantarse y bailar en la sala bajo unas típicas luces de discoteca. Fred Wesley, finalmente, se fue dejando ganas de volver a verlo pronto por estas tierras. La gente, entusiasmada, no paraba de aplaudir a pesar de que Wesley ya había dejado el escenario. El organista y el batería finalizaron el concierto agradeciendo las ovaciones. Lo dicho, un concierto divertido y entrañable de una estrella del soul que, pese a su edad, dejó un regusto de felicidad y una sonrisa en la cara de todos los asistentes al concierto.

Laura Clemente y Jordi García Cruz.

Para más información clica abajo:

Página oficial y blog de Fred Wesley

Deja un comentario

Archivado bajo Música