Archivo de la etiqueta: documental musical

Mostra de Cinema Documental d’Israel: Un hermoso recorrido cinematográfico (II).

life_sentences_5

Volvemos a hablaros sobre esta fantástica muestra, tal como os comentamos en nuestra anterior entrada. Desde nuestro blog esperamos la próxima edición, pues la calidad de las cintas presentadas al certamen y la variedad de los temas tratados nos han fascinado. Aprovechamos también para felicitar a la Filmoteca de Catalunya por esta iniciativa y la sección de Panorama del Cinema Jueu.

Os recomendamos tres películas que nos han sorprendido especialmente por su originalidad:

theflat.jpg

The Flat” (Israel, 2011) de Arnon Goldfinger. Tras la muerte de la abuela del director, Gerda Tuchler, la familia se reúne en su apartamento de Tel-Aviv (donde había vivido con su marido, Kurt, durante 70 años, desde que dejaron la alemania nazi) para arreglar las pertenencias de la difunta. Pero hacen un hallazgo sorprendente y a la vez escalofriante: los Tuchler habían mantenido una larga amistad con el oficial de las SS Leopold von Mildestein, jefe de la oficina de las SS para Asuntos Judíos antes y después de la 2ª Guerra Mundial. Tras este descubrimiento, Arnon Goldfinger comienza a investigar el pasado de su familia.

La siguiente película, “Presenting Princess Shaw“, de Ido Haar, fue una bocanada de aire fresco.

Es una historia doble, basada en dos personajes: el músico israelí Kutiman, que vive en un kibbutz y que desarrolla parte de su trabajo mediante descubrir músicos amateurs en youtube e idear composiciones a partir de ellos. El otro personaje es precisamente Princess Shaw (Samantha Montgomery), una afroamericana que canta a su pequeña audiencia de Youtube, a capella, tan sólo ayudada de su prodigiosa voz.

Nos acercamos a su personaje tierno y entrañable, que con gran ingenuidad y espontaneidad nos cuenta su historia, terrible historia de abusos a manos de la pareja de su madre, que no le han hecho perder ni su dignidad ni su creatividad. La chica resulta gratamente sorprendida porque un músico profesional la haya descubierto y finalmente realiza su sueño de triunfar en un festival músical de la mano de Kutiman. Un trabajo a medio camino entre el  documental músical y el documental social que nos ha fascinado.

“Presenting Princess Shaw” también se podido ver en el In-Edit Festival de Barcelona.

Página web de “Presenting Princess Shaw”

También pudimos ver la impactante “Life Sentences“, documental del año 2013 dirigido por Nurit Kedar y Yharon Shani, en árabe y hebreo.

La película es un reportaje que presenta en toda su crudeza el conflicto árabe-israelí a través dela historia de Nimer Ahmed, un cuarentañero hijo de Fauzi al Nimer, dirigente de la OLP que en los años sesenta se casó con una judía de Acre, con la oposición de ambas familias. Aunque al principio pareció que la historia de amor podía tener un final feliz, cuando Fauzi fue detenido por actos de terrorismo, el matrimonio se destruyó y comenzó el calvario de Nimer. Internado en una escuela judía donde sufrió el rechazo de sus compañeros como hijo de terrorista, mientras la madre se refugiaba (o abandonaba a su hijo) en Canadá, su infancia se vió trágicamente truncada. Más tarde pasó a vivir con su madre y hermana en Canadá, donde al principio vivió en un ambiente ultraortodoxo para luego pasar a una escuela laica.

life-sentences2

La vida de Nimer ha transcurrido entre huidas: visitas a su padre refugiado en Túnez una vez fue liberado, a Acre donde se enamoró de una árabe, y Jerusalén, donde viven su madre y hermana, con la que el contacto es mucho más escaso. El sufrimiento de una situación límite le empuja a las drogas, a abandonos de parejas, a cambios de ciudad. Al final, como siempre, el sufrimiento está en su interior y en la triste historia del corto matrimonio de sus padres, cuyo amor se vió superado por las ideologías.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web de la Filmoteca de Catalunya/Panorama del Cinema Jueu

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV, Música

BLUR: “New world towers” o la magia de estar en una banda según Blur.

header

Entre los filmes proyectados en la última edidión del In-Edit, hemos podido ver “Blur: New world towers”, documental dedicado a Blur.

La película gira en torno a dos conciertos de la banda británica, Hyde Park (2012) y Hong Kong (en lo que fue parte de la gira del 2015) y muestra cómo surgió su último trabajo The Magic Whip, disco nº 8 de su carrera, que había quedado desierta desde 2003 y que supone la reunión con Grahan Coxon tras su partida en 2002 en medio de la grabación de Think Tank. A través de material de grabación y entrevistas se dibuja cómo se gestó este último disco.

El documental de 2015 está dirigido por Sam Wrench y cabe mencionar la exquisita y galopante fotografía (Brett Turnbull, Bud Gallimore) así como el sonido espectacular (aseguramos que querrás no haberte perdido ninguno de esos conciertos tras ver el docu y nos ha costado no aplaudir, cantar o saltar en medio de la sala de proyección).

Todo empieza cuando, debido a la cancelación de su show en Tokio, se ven obligados a quedarse 5 días en la ciudad de Hong Kong. Atrapados en esta situación,  deciden hacer aquello que mejor saben hacer y aquello que les hace felices… deciden encerrarse en un estrecho y poco lujoso estudio de grabación y pasar el rato, buscando sonidos, inventando melodías, como cuando eran 4 amigos que no tenían más pretensión que pasarlo bien mientras tocaban, y recuperando sensaciones perdidas al no tener ningún tipo de presión. Ni a nivel musical (nadie esperaba un nuevo disco de Blur ni su reunión como banda), ni a nivel personal. Porque “New world towers” no sólo enseña cómo se forjó el LP sino que también nos enseña como Coxon y Damon Albarn recuperan una amistad que se remonta a su infancia a través de la materialización de The Magic Whip.

En este film, se presenta a un Alex James y un Graham Coxon como germinadores de “The magic whip” junto a Stephen Street, productor de la mayoría de discos de la banda. Por primera vez la responsabilidad de empezar ya no recae en Albarn (quizás enfrascado en su trabajo en solitario Everyday robots y nuevo material de Gorillaz) y así Coxon puede exorcizar viejos remordimientos o culpabilidades por un pasado que él mismo reconoce como errores propios de un tío totalmente desbordado por el éxito que cosecharon ya desde los primeros discos. Graham Coxon entona su mea culpa. Decide usar las grabaciones de ese cuartucho de Hong Kong y ver si puede sacar algo, algo bueno, algo que ya siente (al igual que Alex James) que puede llegar a ser realmente grande.

241134_logo_blur-009_claim

Así como os decía, Graham se sentó a revisar junto a Stephen Street el material grabado en esas jams improvisadas con la intención de poder presentar un buen producto a  sus compañeros. Y con la esperanza, la incertidumbre y el miedo pendiente de la respuesta de Damon.

La respuesta es totalmente positiva y el resultado es The Magic Whip, un disco quizás demasiado ecléctico para mi gusto, producto  de los días vividos en la ciudad de Hong Kong. Todas las letras giran en torno a momentos vividos allí y las situaciones personales que surgen de esa inesperada convivencia (hasta tiene una canción, “Terracota Heart”, que Albarn dedica a Coxon).

El film adquiere un relato bastante íntimo donde hay cabida para confesiones de lucha de egos, de comportamientos fuera de lugar (“Antes Coxon era mejor que yo… pero ahora creo que estamos iguales” ríe Albarn), se revisan los locos inicios, la tendencia a la bebida, se les ve en situaciones cotidianas, haciendo bromas… Quizás nos quieren “vender la moto” pero este documental habla de la madurez, de cómo el tiempo ayuda a ver errores pasados. Habla del paso del tiempo, de lo efímero de ciertas sensaciones y momentos… Habla de hacernos mayores, responsables. Habla de cuando la rebeldía se convierte en aceptación, de que la vida es como es. Habla de que las relaciones entre personas son un tema complicado… hablan de que todo tiene un momento y un por qué. Pero por encima de todo, habla del amor hacia la música. De que cuando alguien ha nacido para tocar música es difícil que no lo haga.

Y vayamos a la parte “groupie”. “Dios no puedo perderme el docu de Blur” pienso la tarde de la proyección, y la larga cola en los cines Aribau evidencian que no soy la única. Blur son esa burbuja de la que no quiero caer, son ese grupo que nos hacía saltar hace 20 años, son la BSO de muchos de nosotros… es la guitarra de Coxon, la voz de Damon y hasta el sexy de Alex (sí… mi amor entero era para el rubio travieso pero los bajistas siempre han sido mi debilidad)… Y los ves ahora y piensas que se conservan bastante bien. Damon sigue siendo guapísimo, ¡tenía que decirlo! Pero lo que más adoro de él es que es un fucking musical genious!!!!!!!!!!!! Y el tiempo les ha dado la razón… Ni Oasis ni hostias. Está claro que si eras una “blurette” no podías ser de Oasis, pero ahora viendo toda la trayectoria de Albarn… ¡sé que tomé la decisión correcta!

A nivel personal, este documental ha sido una revelación en el sentido en que cuando fue lanzado, pensaba que era un disco forzado… que sacaron aprovechando la ráfaga de esas giras multitudinarias… pero ha sido como un disco de catarsis… Y eso me ha emocionado mucho… Ver cómo han recuperado las ganas de tocar, ver cómo han sentido la magia, la ilusión y cómo lo han transmitido. Y que todo esto permita que podamos tener en el sonido Blur la añorada guitara de Graham Coxon… no tiene precio. Ya no soy “blurette” pero me saco el sombrero antes los músicos, los buenos músicos… Respect.

1401x788-blur_5057

Y hay un paralelismo entre los que explican estos chicos londinenses y las propias vivencias del público que abarrotó este pase del IN-EDIT… hemos crecido juntos, nos hemos hecho mayores juntos. Y estamos en esa época en que tienes fresco el fulgor de la adolescencia, pero ya vislumbras esa madurez….pero eres incapaz de querer crecer del todo… porque hay una burbuja musical que nunca va a petar… y eso te mantiene vivo. La música te sigue sosteniendo y no contemplas la vida sin ella.

Y si ellos quieren hacerse mayores haciendo lo que les hace felices, es decir, música; yo les seguiré porque me hace feliz escuchar buena música.

Para los fans más fans… maybe yes, maybe not… juegan al despiste acerca de si volverán, de si seguirán grabando nuevos discos. Pero ahora mismo me tiene sin cuidado… la guitarra de “Bettelbum” sigue resonando en mis oídos. Momento de piel de gallina. Y “The Universal” sigue siendo una de las mejores canciones que he escuchado (momento lagrimita).

La música… ese compañero fiel para muchos de nosotros… Como dice Damon Albarn… THERE’S NOTHING EXCEPT THE MUSIC… el mundo te da igual… Y este me parece el broche final como sensación que se te queda en un festival dedicado íntegramente al documental musical. Y en este credo… estoy segura de que somos muchos los creyentes.

Laura Mart Sit.

Os dejamos con un concierto completo de la gira de presentación de The magic whip:

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV, Música

IN-EDIT: 13ª Edición de cine documental musical de Barcelona (I).

in-edit-600x401

Un año más damos cuenta de una nueva edición del IN-EDIT Festival de Barcelona, evento de documentales musicales por el cual tenemos gran debilidad. En total este año se proyectarán, entre el 27 de octubre y el 6 de noviembre, 48 filmes. Entre todos ellos, escogemos 5 sugerencias, aunque como ocurre siempre en estos casos, vale la pena explorar en la programación del festival, en busca de aquel título por el cual podemos sentir una especial predilección.

A song for you: The Austin City Limits Story” de Keith Maitland. USA. 2016.

¿Qué no daríamos nosotros por tener en nuestro país un programa de televisión pública como The Austin City Limits? Por sus escenarios han pasado una lista increíble de artistas de enorme calidad. Desde popes del country-rock alternativo como Steve Earle, Lucinda Williams, Wilco o Drive by-Truckers, hasta luminarias del sonido indie-pop-rock como Beck, Cat Power, Sufjan Stevens o The National, pasando, claro está, por leyendas atemporales de la música norteamericana (Ray Charles, Stevie Ray Vaughan, Kris Kristofferson, Tom Waits…). Esta película pretende resumir 40 años de actuaciones; cuatro décadas de historia desde una ciudad, Nashville, en pleno corazón de los Estados Unidos, que rezuma música por los cuatro costados.

Blur: New World Towers” de Sam Wrench. UK. 2015.

La historia de la creación de un disco siempre puede ser interesante. Esta película nos cuenta cómo se grabó “The magic whip”, álbum que supuso la reciente vuelta, tras una largo tiempo de separación, de la que es considerada junto a Oasis como la formación abanderada de eso que en los años 90 vino a llamarse Brit-Pop: Blur. Infinitamente más brillantes que el grupo de los hermanos Gallagher, Blur demostraron una vez más con la grabación de este disco su inquietud creativa que es fuente, en parte, de las habituales tensiones entre sus miembros y que en su momento tuvieron que ver en su separación. El documental muestra a los músicos de la banda tal cual y como son, y tal cual y como es la relación entre ellos, en un ejercicio de lo que podríamos llamar honestidad brutal.  Sin olvidar, claro, los buenos momentos musicales.

Eat that question: Fank Zappa in his own words” de Thorten Schüte. Francia/Alemania. 2016.

Nunca ha habido ni habrá nadie como Frank Zappa. Su arte iconoclasta, excéntrico y genial no tiene parangón en la historia de la música popular. Hasta tal punto que no hay nadie que pueda retratarlo como creador y persona de forma realmente certera. Nadie… salvo el propio Zappa. El director alemán Thorten Schüte, consciente de ello, nos muestra el genio en todo su esplendor a través de una serie de entrevistas y declaraciones propias, así como performances y momentos de actuaciones, que conforman un caleidoscopio que nos acerca como nunca al héroe freak por excelencia. Imprescindible es poco.

Keith Richards: The origin of the species” de Julien Temple. UK. 2016.

El reputado director inglés Julien Temple, se sumerge en la infancia y juventud del guitarrista de The Rolling Stones, Keith Richards. Más allá de los hits, el éxito masivo y la leyenda, descubrimos un ser humano que se adentra entre sus más tempranos recuerdos: su familia, la escasez de medios con la que vivían, el descubrimiento del blues y del rock n´roll… Pura emotividad.

Omega” de José Sanchez-Montes y Gervasio Iglesias. España. 2016.

Ya se sabe que “Omega” supuso la alquimia perfecta entre el flamenco de Enrique Morente, el rock de Lagartija Nick, la música de cantautor de Leonard Cohen, e incluso la poesía de Garcia Lorca. Ya se sabe, pero nunca está de más rememorar una de las obras maestras de la música popular, en este caso, cantada en castellano. Los protagonistas de este espectacular cruce de caminos musical nos hablan de ello en este documental.

Además de los 5 mencionados, recordaros también la posibilidad de ver el documental “Gimme danger” que sobre The Stooges ha rodado Jim Jarmusch y que se va a estrenar en el festival (os hablamos de ello en una reciente entrada de nuestro blog).

Como decíamos al principio, solo son algunas recomendaciones especiales. Pero hay mucho donde elegir. Os dejamos con un enlace donde podéis ver toda la programación del evento:

Web del In-Edit Festival 2016/Programación

Recordaros también que en paralelo a la edición del festival en Barcelona, se realizan proyecciones de algunos de los títulos que se mostrarán en la capital catalana en Madrid, Bilbao y Pamplona, entre los días 30 de octubre al 2 de noviembre, y en Valencia del 17 al 20 de noviembre. Así mismo, este mismo otoño, habrá ediciones hermanas del evento en Colombia, México y, ya en diciembre, Chile.

Ricard.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV, Música