Archivo de la etiqueta: cine ruso

“El cartero de las noches blancas”: Viaje a la Rusia profunda.

EL-CARTERO-DE-LAS-NOCHES-BLANCAS

 

Estos días se proyecta en el cine Maldà de Barcelona “El Cartero de las Noches Blancas”,  la última película del director ruso afincado en Estados Unidos Andrei Konchalovsky, ganadora del León de Plata a la Mejor Película Ecológica en el Festival de Venecia del año 2014.

La película es más bien un documental dramatizado sobre algunos días en la vida de un cartero de provincias de mediana edad, Liokha (Aleksey Tryapitsyn). Lo particular es que el cartero reparte la correspondencia en barca a los dispersos y escasos habitantes de los márgenes del lago Kenozero, en el extremo septentrional de Rusia, cerca de la ciudad de Arkhangelsk, en la región del mismo nombre (el lago pertenece al Parque Nacional Kenozersky) Los actores son amateurs y habitantes reales de la zona.

 

cartero 2

 

La cinta nos muestra los majestuosos paisajes que rodean el lago, donde el tiempo parece en suspenso, como detenida parece también la vida de los protagonistas habitantes de esa remota región.
Al comienzo, en un resumen fotográfico de la vida del cartero,  ya nos enteramos de su fracaso matrimonial, su ya superada dependencia del acohol, y su soledad actual. Y así es como la belleza del paisaje no se contagia a la vida de las personas que lo habitan: el film nos habla de una comunidad pobre, que sobrevive de poco más que la pensión que acordó el gobierno al declarar la zona parque nacional e impedir así casi toda la actividad económica del lugar.  La única actividad que presenciamos es la pesca ilegal y la presencia militar, con una imponente base (nos resulta curioso que muchos personajes aparezcan vestidos con ropas militares), único atisbo de modernidad en la película.
Lejos de la civilización la vida discurre monótona, como repite el cartero su ritual de servirse la infusión por las mañanas y partir en su barca para compartir la cotidianidad de sus paisanos.

 

cartero 4

 

En seguida se nos hace evidente, por las torpes e inocentes proposiciones del cartero a las mujeres con las que se cruza a lo largo del día, que está necesitado de compañía. Por ejemplo, cuando se reencuentra con Irina (Irina Ermolova), antigua compañera de clase divorciada con un hijo, Timur (Timur Bondarenko). Irina  también lleva una vida gris -además enfrentándose en su cargo de guardia forestal a algunos pescadores ilegales-, y en algún momento parece que surgirá el amor entre ella y el cartero, pero a ella le interesa más abandonar el ambiente opresivo y sin perspectivas del lago.

El otro protagonista, apodado “el Bollo” (Viktor Kolobkov), es un alcohólico recalcitrante a quien la vida no ha tratado bien, abandonado en un hospicio cuando niño y cuya única ayuda es Liokha.

 

cartero 3

 

Nos encontramos ante una película detallista, sin aspavientos, donde las pequeñeces del día a día nos enseñan las vidas de unas personas que viven un ritmo muy diferente al habitual de nuestras ciudades, un ritmo pausado, sin grandes ambiciones (la gran preocupación del cartero es procurarse un nuevo motor para su barca, ya que se lo han robado). La excelente fotografía, la belleza de unos paisajes que adivinamos inhóspitos (suponemos que se filmó en las escasas semanas del año en que el tiempo no era demasiado inclemente), el ritmo como un arrullo, una canción de cuna, conforman una película preciosista que nos presenta la condición humana desprovista de la retórica heróica de las grandes producciones, una crónica de lo cotidiano, una reminiscencia de una sociedad antigua. El buen hacer de Andrei Konchalovsky, director y coguionista, y de Aleksandr Simonov, director de fotografía, queda imprimido en esta poética obra de arte.

La película está en el Cinema Maldà de Barcelona en versión original, y desde aquí la recomendamos a estudiantes de ruso y a los amantes del cine en general.

Ignasi y Laura.

Os dejamos con el trailer de la película:

Para más información clica abajo:

Web del cine Maldà/Información sobre “El cartero de las noches blancas”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV

“Leviatan”: Contra el Estado y contra sí mismo.

Leviathan_Andrey_Zvyagintsevw_wins_bestfilmaward_Londonfilmfestival2

Hoy os hablamos del film ruso “Leviathan” (“Левиафан), dirigido por Andrey Zvyagintsev, cineasta que ya fue reconocido con un León de Oro en el Festival de Venecia 2003 con su film “El regreso”, (“Возвращение”). Por su parte, su película Elena (Елена) ganó el premio especial del jurado en el Festival de Cannes 2011, en la sección Un certain regard.

La película ha obtenido entre otros los premios al mejor guión original en el Festival de Cannes 2014, el Globo de Oro a la mejor película extranjera del año 2015, y está nominada también como mejor película extranjera para los Oscar de este mismo año.

Es una película con múltiples referencias literarias y religiosas: así, el título (que por cierto en hebreo significa precisamente “ballena”) está tomado de un monstruo marino al que se refiere el “Libro de Job” del Antiguo Testamento, como el propio personaje de Kolia se inspira en Job, a quien Dios sometió a diversos infortunios para probar su fe. Pero también “Leviathan” es el titulo de la célebre obra de Hobbes, el filósofo inglés de finales del siglo XVI, que significó con ese nombre el poder del Estado.

Leviathan_aleksey_serebryakov-elena_lyadova

Más referencias bíblicas: el “Libro de Reyes” del Antiguo Testamento refiere la historia de la viña de Nabot, usurpada por el rey Acab con ayuda de la artera Jezabel que levanta testigos falsos contra Nabot (igual que en la película).

Finalmente, los guionistas también encontraron inspiración en la obra del escritor alemán del siglo XVIII Heinrich von Kleist, “Michael Kohlhaas” que narra el enfrentamiento de un caballero con un noble tras serle arrebatados injustamente dos caballos; desengañado de la justicia, decide tomársela por su mano; como también quiso hacer, al parecer, el norteamericano Marvin John Heemeyer , propietario de un taller mecánico que protagonizó hace algunos años un sonado enfrentamiento con el Ayuntamiento por unas obras que consideraba invadían su propiedad, que le llevó a destruir con un bulldozer la casa consistorial, tras lo cual se suicidó. (Andrey Zvyagintsev conoció estos sucesos durante una estancia en Estados Unidos y lo utilizó para su película.)

A partir de todas esas referencias, el director construye un convincente relato ambientado en una remota península rusa del mar de Barents, es decir en el Ártico.

leviathan director

La cinta está protagonizada por el actor, muy popular en Rusia, Aleksei Valeryevich Serebryakov (Kolia), y los actores Vladimir Vdovichenkov (Dimitri), Elena Lyadova (Lilya) y Roman Madianov (Alcalde Vadim). Nos narra la historia de  Kolia, su pareja Lilya y el hijo de Kolia, Roman, que no acepta a Lilya como pareja de Kolia tras la muerte de su padre.

Ocurre que los terrenos donde se ubica la vivienda y taller de Kolia son codiciados por el Alcalde Vadim para construir una iglesia.

Kolia alberga la ingenua esperanza de poder hacer algo contra el monstruo que se dirige a aplastarlo, pero se topa con unas autoridades corruptas que, aunque se esfuerzan por aparentar que actúan dentro de la legalidad, en realidad están sirviendo a los intereses del alcalde, que se toma como un asunto personal arrebatar la finca a Kolia.

leviathanb620350La película, que nos muestra los bellos e inhóspitos parajes de la costa norte de Rusia, está poseída de una atmósfera triste, pesada, claustrófobica, donde la violencia verbal, el alcoholismo, la brutalidad, están muy presentes, donde todos traicionan a todos y donde triunfa la hipocresía y el despotismo, encarnado por el alcalde y el obispo ortodoxo. El lenguaje narrativo es pausado e implacable: las desgracias que se van sucediendo en la vida de Kolia nos son narradas desapasionadamente, entre silencios, elipsis e insinuaciones, sin aspavientos. Es una película preciosista y delicada, donde los detalles son elocuentes y nada sucede por azar.

El gran rigor conceptual de la película trasciende la mera crítica política o social, para adentrarse en temas universales como las relaciones enrarecidas, el significado de la amistad,  o la desesperación ante la injusticia.

Sin duda alguna esperamos que la película obtenga el Oscar y os recomendamos que la vayáis a ver.

Ignasi y Laura.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV