Angel Olsen en Barcelona (Sala Barts, 09/05/18): Regreso al intimismo.

El pasado jueves la cantautora norteamericana Angel Olsen hizo honor al festival del cual iba a ser participe (Guitar BCN 2018) presentándose ante el público de la capital catalana con el instrumento al que hace referencia dicho evento, instrumento que no dejo en ningún momento de la velada y que fue su único acompañante durante ésta, pues la artista realizó su actuación sin banda.

Así pues, la cantante inauguró su concierto con “Sans”, corte incluido en su último disco publicado a finales del pasado año, el más que interesante “Phases”. En realidad, el mencionado álbum no es más que una colección de descartes y versiones varias que no había incluido en sus anteriores lanzamientos y que Olsen ha querido dar a conocer, consiguiendo, curiosamente, un trabajo de impecable conjunción.

Y es que las canciones de este disco funcionan muy bien tanto de forma individual como dentro de la secuencia que siguen en el álbum, de forma que en su conjunto, “Phases” no desmerece del resto de la discografía de una artista que, con su anterior trabajo (“My woman”, 2016) ha conseguido acercarse a un público bastante mayoritario que la había ignorado con sus dos primeras referencias (“Half way Home” de 2012, y “Burn your Fire for not Witness” de 2014).

Como si de una pequeña revancha por ello se tratara, tanto su último disco, como la gira que está realizando en la actualidad, vuelven a sacar el lado más intimista y melancólico de la músico, descartando, en el caso de sus actuaciones, los temas del más expansivo y por momentos incluso rockero “My woman”. De esta forma, Olsen parece querer dar a conocer a sus nuevos seguidores cuáles son sus raíces artísticas.

En cualquier caso, Angel Olsen consiguió encandilar al público que prácticamente abarrotaba la sala BARTS con canciones nuevas aún sin pulir, y una gran mayoría de su repertorio primigenio como “Some things cosmic”, “You are song”, “Lonely” o el díptico final en los bises con “Windows” y “White fire”, interpretadas a flor de piel con una voz que puede resultar tan potente como sutil, y una técnica a la guitarra nada desdeñable.

Al margen de la música, Olsen logró crear una sensación de calidez y cercanía con su audiencia gracias a sus ocurrencias contadas entre tema y tema (explicó que quería ir a la playa, comer pinchos y hablar de chicos con amigas como podría hacer cualquier otra joven, o invitó al público a seguir a su gata Violet por Instagram), que contribuyó a dejar con una sonrisa en la boca, una vez terminada la actuación, al respetable que se había acercado a la BARTS.

En resumen, una bonita velada que recordar, y que nos hizo refrendar nuestro interés por una artista de innegable personalidad.

Ricard.

Os dejamos con un concierto completo de esta gran artista, eso sí, en este caso con banda al completo:

Web de Angel Olsen

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s