Lita Cabellut: Clasicismo avanzado.

Aunque sea de forma ocasional, en nuestro espacio también queremos dar cabida a las recomendaciones relacionadas con el mundo del arte y del diseño, sobre todo cuando nos enteramos de alguna exposición o muestra que tiene que ver con algún artista por el que sentimos especial debilidad. Es el caso de Lita Cabellut (Sarieña, Huesca,1961), creadora de ascendencia gitana a quien la Fundació Vila Casas de Barcelona dedica una retrospectiva cuya inauguración se dio el pasado mes de octubre y que durará hasta el 27 de mayo. Aunque se da el caso de que es la artista española más cotizada del mundo en este momento con solo dos nombres masculinos por delante (Miquel Barceló y Juan Muñoz), ello no significa que no siga siendo una gran desconocida para el público no especialmente versado en el mundo del arte.

De biografía novelesca (no conoció a su padre y su madre la abandonó cuando solo contaba con 3 meses dejándola con su abuela en Barcelona quien la crió hasta su muerte, siendo después de eso internada inicialmente en un orfanato y adoptada por una familia a los 13 años), la propia Lita Cabellut cuenta que su atracción por el arte empezó en una visita al Prado donde pudo admirar la pintura de autores como Goya, Velázquez o Ribera. En 1978 pudo montar su primera exposición en Masnou, y poco después se trasladaría a Holanda con su familia adoptiva, descubriendo allí nuevos artistas que supondrían también una gran influencia para ella, como es el caso de Rembrandt. Más tarde se interesaría por nombres como Francis Bacon, Pollock, Frida Kahlo o Tàpies.

Creadora multidisciplinar (ha dejado su huella no solo en la pintura, sino también en la escultura, la fotografía, la poesía o el arte videográfico), Lita Cabellut destaca especialmente por sus muy reconocibles, normalmente enormes, y siempre inquietantes oleos. En concreto, los retratos de Cabellut que forman el grueso de la exposición a la que nos referimos aquí, destacan por su hiperrealismo, y van desde temáticas simbólico-poéticas a otras más sórdidas como puede ser la de la violencia contra las mujeres. De cualquier forma, casi siempre está presente el paso del tiempo buscando crear texturas de piel en los personajes que muestra de manera que podamos ver no solamente este aspecto en sí, sino también la huella que deja en el carácter o personalidad de las personas, acercando a la artista de esta forma también al expresionismo. A ello contribuye igualmente el uso muy peculiar que hace de los pigmentos.

La Fundació Vila Casas inauguró un nuevo espacio expositivo con esta muestra que, dicen en su web “quiere traspasar los límites de lo convencional para situarse en el terreno del riesgo, del gesto y retrato psicológico con un clasicismo latente”. Ciertamente advertimos en la obra de Lita Cabellut una impronta propia de esos artistas que están predestinados a influenciar a otros en el presente o el futuro, como ocurre con los nombres a los que hemos aludido en esta entrada de nuestro blog a los que la  propia Cabellut  tanto admira y que tanto la han inspirado. Se podría decir pues que esta exposición da cuenta de una creadora que, siendo absoluta, casi diríamos que rabiosamente moderna, se revela anticipadamente como un nombre ya referencial de su época.

Conectando pues con lo que decíamos al principio, os recomendamos encarecidamente que paséis por la Fundació Vila Casas para disfrutar de esta preciosa exposición.

Ricard.

Web de la Fundació Vila Casas – Información sobre la exposición Lia Cabellut: Retrospective

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s