Archivo mensual: julio 2017

E.V.A.: Historia de cuatro amigas.

EVA 1

Hace poco fuimos al Teatre Romea a ver “E.V.A.“, escrita por Marc Artigau, Cristina Genebat y Julio Manrique, con dirección de este último, y que se nos presenta en el 25 aniversario de la compañía T de Teatre.  Se trata de una coproducción de  T de Teatre, Grec 2017 Festival de Barcelona y Teatre Romea.

E.V.A., escala visual analógica del dolor pero también un nombre de una joven mujer, la hija de Clara (interpretada por Carolina Morro), que, junto a otro personaje, Paloma, tratan de disfrazar sus miedos con una pátina de ciencia y  corrección.

La obra trata de la historia de cuatro amigas, Paloma (Marta Pérez), Clara (Carme Pla) Lola (Rosa Gàmiz) y Àgata (Àgata Roca), que comparten pasado escolar; todas ellas en apariencia mujeres que han conseguido el éxito (tal vez Clara con sus devaneos con el maestro zen es la más alejada de ese modelo).

EVA 2

El espectáculo se estructura en escenas sin aparente nexo entre ellas: Lola liga en un restaurante de Barcelona con un excompañero de colegio (Albert Ribalta) con el que ha coincidido en una convención tras muchos años de no saber nada de él. Paloma, en Estocolmo, conversa en otro restaurante con su traductor (Jordi Rico, que también interpreta al simpático enfermero que ayuda y acompaña a Àgata), colado por ella. Clara se dedica a ordenar su armario siguiendo a un divertídisimo maestro zen japonés (Albert Ribalta) con aires un poco sabihondos y Àgata trata de averiguar el paradero de su madre que se ha fugado de la residencia donde estaba ingresada.

Mientras, Eva, hija única de Clara y canguro de los hijos de Lola, llega a sus veinticinco años. Una chica “casi perfecta” que siente la necesidad de volar hacia otro lado para aclararse las ideas y encaminarse hacia su futuro.

De modo gradual, la obra va acercándose a su nudo, al punto de partida de la trama, algo que sucedió años antes en casa de Clara, precisamente en aquel armario que estaban ordenando ella y su maestro.

El tono de comedia va dando paso a uno dramático en el que esa leve desazón que intuíamos en Paloma toma certeza y explica de forma punzante que la amistad de las protagonistas ocultaba un episodio oscuro.

EVA 3

Nos ha gustado mucho la puesta en escena (buen trabajo de Alejandro Andújar en la escenografía) en forma de cuadros simultáneos con ágiles diálogos entre el hombre y la mujer presente en cada escena (Clara con su maestro zen, Àgata con el auxiliar de la residencia, Paloma con su compañero de trabajo y Lola con su antiguo conocido), y el desenlace en el que cada una, esta vez sin compañía masculina, se encara con  las miserias de su relación.

Una obra dinámica, en la que las escenas casi cómicas (Àgata hablando con su madre fugada de la residencia y que aparece en la comisaría de los Mossos, las agudas observaciones del maestro zen), se alternan con escenas inquietantes, como la que, en flashback, presenta lentamente lo que sucedió hace años, en aquel armario. Todo ello de forma muy coherente y bien trabada.

Destacamos también el brillante trabajo de David Ruano, que siempre nos sorprende, en la fotografía.

“E.V.A.” es un espectáculo ideal para las cálidas noches veraniegas y que desde nuestro blog queremos recomendaros.

Ignasi y Laura.

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

“El hombre del corazón de hierro”: La amoralidad del mal.

the_man_with_the_iron_heart-837959110-large

Hace poco hemos visto en los cines Renoir Floridablanca de Barcelona la excelente “El hombre del corazón de hierro“, película francesa estrenada este año, dirigida por Cédric Jimenez y con guión creado por el propio Jimenez, David Farr y Audrey Diwan, basada en la novela “HHhH” del también francés Laurent Binet.

El film une con maestría dos historias. Por un lado tenemos la propia biografía de uno de los hombres más temidos del tercer Reich, Reynhard Heydrich, de quien Göring al parecer diría que era el auténtico cerebro del número dos del Reich, el jefe de las SS Heinrich Himmler, de ahí el título de la novela (Heinrich hirn heisst Heydrich, literalmente el cerebro de Heinrich se llama Heydrich).

The-Man-With-The-Iron-Heart-movie-2017

Terco oficial de la Escuela Naval de Kiel en el periodo de entreguerras, es expulsado del cuerpo por un lío de faldas, -era una época en que romper un compromiso podía costarte los galones-, pero encuentra apoyo en su novia Lina von Osten (Rosamund Pike), perteneciente a la nobleza prusiana y nazi convencida. Es ella quien le presenta a los jerarcas nazis en los años previos a la toma del poder. Es memorable la escena en la que Heydrich (magníficamente interpretado por el actor australiano Jason Clarke) visita a Himmler (Stephen Graham, cuyo parecido con el personaje es sorprendente)  en la granja bávara de éste, dejando boquiabierto al paleto campesino…   A partir de ese inicial encuentro, Heydrich sobrepasa ampliamente en crueldad y determinación a sus superiores…

Años después, iniciada la guerra, es nombrado Reichsprotektor de Bohemia y Moravia, la actual República Checa, y es ahí donde los miembros de la resistencia checa y los servicios secretos británicos deciden que debe morir.  La segunda parte de la película es pues, está consagrada por completo a esa misión, la Operación Antropoide, en la que los soldados checos Jan Kubis y Jozef Gabcik (excelentemente interpretados por Jack Reynor y Jack O’Connell), que habían emigrado al Reino Unido con la invasión de su país, son enviados de nuevo al protectorado con la misión de matar a Heydrich.

hfoto2

Asistimos con la respiración contenida a las peripecias de esos dos valientes en la guarida de la bestia, siempre pendientes de que los sabuesos nazis les den caza, sentimos en todo momento el aliento de sus perseguidores. Hermosa historia de amor la que mantiene uno de ellos con una joven (Mia Wasikowska, camaleónica y talentosa actriz de la que ya hemos hablado anteriormente en el blog) que pertenece a una las familias que los acogen secretamente.

La última parte de la película es triste, muy triste, de un realismo lacerante y brutal. La bestial represión que despliegan los nazis para vengar al jerarca no conoce ningún limite moral o humanitario. El espectador se pregunta si el esfuerzo mereció la pena o fue en realidad una elección errónea, como se pregunta uno de los partisanos que duda si delatar a sus compañeros para parar el aquelarre sangriento.

Mia Wasikowska/ANNA NOVAK

Es una película, como decimos, realista en extremo, que nos plantea por un lado las ansias de medrar de una buena parte de la alta sociedad alemana en aquella época, y por el otro, el heroismo de unos patriotas que dieron su vida por arañar al régimen.

Como corolario, citamos el libro que Lina, la viuda de Heydrich, escribiría años más tarde, “Vivir con un criminal de guerra”. En esta obra constatamos que la moda del yo no sabía nada de lo que hacía mi marido no es algo reciente.

Ignasi y Laura.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV, Literatura y Cómic

“Serlo o no”: Una comedia sobre la identidad.

serlo 1

Hemos asistido en el Teatre Borràs a la versión en castellano del original francés de Jean-Claude Grumberg “L’être ou pas”, que en catalán fue estrenada hace unos meses en el Teatre Lliure con el título “Ser-ho o no”, con los mismos actores que protagonizan la versión castellana traducida por Mauro Armiño, “Serlo o no“, con dirección de Josep Maria Flotats y protagonizada por el mismo Flotats y por Arnau Puig.

La comedia, en parte autobiográfica del autor francés, quien vio a sus padres y abuelos deportados por los nazis, nos presenta a un escritor ya maduro que tiene que aguantar al principio con resignación y luego con afán pedagógico, las impertinentes preguntas de un vecino de escalera sin demasiadas luces; la mujer del buen hombre se ha enterado por “Internet” (como todos nos enteramos de todo, hoy en día), que el escritor es judío, lo que desencadena una serie de preguntas por parte del cándido vecino que parece no haber oído hablar en su vida de judíos más que con vagas y difusas referencias.

serlo 2

A partir de ahí la obra nos narra diversos encuentros que van teniendo en la escalera el escritor con su vecino, al que tiene que aclarar todo acerca de su cultura y religión…

Cuestiones como la diferencia entre judío, israelí y sionista, entre judío de nacimiento y practicante, entre ortodoxos y moderados, se plantean al espectador por medio de las aclaraciones que el escritor debe ofrecer al rústico vecino: la identidad, los grupos nacionales, los prejuicios, los rumores de Internet e incluso el drama del holocausto es presentado con agilidad, humor cáustico y ternura. Asistimos a la conversión del vecino, que pasa por todos los estados del judaísmo, desde el simpatizante hasta el activo ortodoxo con coletas que sólo come kosher…

serlo 3

El autor se ríe implacablemente de la visión naif que la gente tiene del judaísmo, de la fundación del estado de Israel, y del desconocimiento de la deportación y del drama de este pueblo al que en Europa se le negó hasta el derecho mismo de existir. La comedia también interpela al pensamiento progresista dominante, que en la cruenta guerra árabe-israelí ha tomado acrítico partido por los primeros, olvidando una verdad incuestionable: tanto árabes como israelís han compartido históricamente el territorio que ahora disputan.

La autoridad en escena que emanan Puig y Flotats, éste el actor consagrado y aquél el debutante al que en este blog llevamos muchos años siguiendo y que nos encanta, este tandem, decimos, hace que la comedia pase como una exhalación y que podamos contemplar una obra a la manera de los clásicos.

“Serlo o no” estará en el Teatre Borràs hasta el 23 de julio y la recomendamos con entusiasmo.

Ignasi y Laura.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura y Cómic, Teatro y Danza