“EL jugador”: Interesante reflexión sobre la Europa actual a partir de la obra de Dostoievski.

Aunque “El jugador” es una novela que fue escrita el mismo año (1886) en que Fiódor Dostoievski terminó “Crimen y castigo”, se puede considerar en cierta forma un libro precedente. No en vano, el escritor ruso llevaba mucho tiempo dándole vueltas en la cabeza a esta obra que tenía mucho de autobiográfica (es bien sabida la tendencia irrefrenable a jugar que tenía el novelista) y que radiografiaba algunos aspectos del carácter ruso en contraposición al europeo.

“El jugador” fue escrita en un solo mes, como hemos dicho, tras larga meditación, y centraba su trama en el personaje de Alexei, sosias del propio escritor, pobre y honrado preceptor de la adinerada familia del general Zargoryansky. Alexei, enamorado de Polina, hijastra del militar, busca en el juego una forma rápida de mejorar su situación de manera que pueda aspirar a conquistar a la joven que ama, pero pronto termina cayendo en una espiral compulsiva que le hace perder todo lo que gana. Situada en la ficticia ciudad de Roulettenbourg, en algún punto de Alemania, en la novela aparecen otros personajes que, como hemos indicado, dan el contrapunto entre una cierta forma de carácter ruso y otra más propio del europeo occidental.

En el Teatre Tantarantana se puede ver hasta el 30 de abril una adaptación de la novela que transforma a su protagonista en una mujer (Aleksandra), y traslada su acción a la actualidad. En este caso, el personaje principal forma parte de la comitiva que acompaña al presidente ruso en una gira europea y que queda atrapada en una ciudad balneario, entre Bélgica y Alemania. Un balneario que por la noche se convierte en un casino en el que Aleksandra busca la fortuna que le ayude a enamorar a Polina.

Con una arriesgada puesta en escena multidisciplinar que incluye proyecciones o la interpretación de canciones en directo, la adaptación que hemos podido ver y que ha hecho la compañía teatral Ignífuga (de la que hemos hablado anteriormente en nuestro blog), con dramaturgia de Albert Pijuan y dirección de Pau Masaló, resulta en realidad una interesante reflexión sobre la Europa actual; una Europa no tan distinta como podríamos llegar a considerar en principio a la de los tiempos de Dostoievski. Destacamos la presencia en la obra de la veterana Saskia Giró, actriz de largo recorrido que se despide profesionalmente con este espectáculo.

Podéis ver este trabajo escénico hasta el día 30 de abril. “El jugador” forma parte de El Cicló, ciclo de compañías independientes.

Ricard.

Para más información clica abajo:

Web del Teatre Tantarantana/Información sobre “El jugador”

Web de Companyia Teatral Inífuga

 

Logo_png_ciclo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s