“Yerma”en el Akadèmia: La riqueza de lo simbólico.

fitxa_yerma_14-415x340

El clásico de Federico García Lorca en el Teatre Akadèmia, adaptado por Marc Chornet y Ana María Ricart, con dirección del primero, es sin duda una de las apuestas seguras de la temporada. Nos ha gustado especialmente esta versión por la gran actuación de su protagonista, una Alba José que logra dar muchos matices al personaje de Yerma; la esposa atenta y enamorada de Juan (Martí Salvat), que paulatinamente va cayendo en la desesperación por no quedarse embarazada, pasando por diversos estados anímicos representados simbólicamente con ayuda de los diferentes elementos escenográficos (la arena, el agua, los árboles…)  y corales (las amigas, las brujas, los hombres) en lo que es el gran acierto de la obra: la ingenuidad del principio, el enamoramiento puro e inocente del marido, la ilusión por quedarse embarazada, la alegre espera de la vuelta de Juan al término de la jornada, todo ello representado por un dormitorio conyugal iluminado y alegre, todas esas emociones amables y plenas, van desvaneciéndose de modo insidioso,  dejando entrever primero  una leve envidia por la vecina que se queda embarazada,  una creciente inquietud esperando al marido,  un leve atisbo de infidelidad cuando aparece en la escena Victor, amigo de la familia (Xavier Torra), otro labriego del que Yerma intuye tal vez una virilidad que no encuentra en su esposo…. Y así, entre el anhelo de la maternidad, las habladurías de las vecinas, el creciente malestar  de Juan que sospecha una infidelidad de Yerma (la honra, ese concepto de raíces míticas tan presente en la obra de Lorca), se va gestando la tragedia.

Como decimos, la ilusión de los primeros tiempos del matrimonio da paso a la frustración y al resentimiento hasta la tragedia final.

fitxa_yerma_21-415x340

El ambiente de la Andalucía rural de antes de la Guerra Civil queda perfectamente representado: nos ha encantado el diseño del espacio de Laura Clos en que los propios actores y actrices a modo de campesinos van sembrando el campo y haciendo crecer los olivos, las escenas nocturnas de baile con un macho cabrío simbolizado por Víctor, la brujería de la vieja alcahueta (magnífica Isabel Soriano), con el dormitorio de Yerma, desamparado y vacío en el centro del escenario. La amistad representada por María (Ariadna Fígols) y las demás muchachas, siempre junto a Yerma, aunque se adivina que no consiguen aliviar su sufrimiento…

fitxa_yerma_20-415x340

Un clásico representado con rigurosidad y plasticidad que nos ha encantado y recomendamos con entusiasmo. La obra se representa hasta el 2 de abril.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web del Teatre Akadèmia – Información sobre “Yerma”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s