The Stooges: “Fun house”, adelantándose a casi todo.

Alguien se preguntaba no hace mucho si estábamos preparados para escuchar una obra como “Fun house” (1970) tantos años después de haber sido publicada, y se respondía a sí mismo que no. Y efectivamente, nunca estaremos preparados para volver a escuchar un álbum como éste, ni tampoco podremos dejar de hacerlo periódicamente. Y es que este disco del grupo seminal del cual surgiría una bestia llamada Iggy Pop, se puede considerar la banda sonora ideal para la autodestrucción, pero también es un canto desesperado a la vida.

The_Stooges-Fun_House-Frontal

Las sonoridades de este álbum que avanzaba estilos todavía por llegar como el punk, el rock alternativo e incluso el grunge, aún te dejan boquiabierto por su extraordinaria modernidad.  La expresividad, la rabia que esconden piezas como la inicial “Down on the street”, o las posteriores “Loose” y “TV Eye”, no dejarán nunca de remover las entrañas del oyente desprevenido. Pero aún te sorprende más el blues hipnótico que es “Dirt”, o las reminiscencias jazzísticas de “1970”, en la que un saxo delirante se añade a la obsesiva línea de bajo con la cual empieza la canción, mientras Iggy no deja de vociferar I feel alright! No en vano, John Coltrane era uno de los grandes ídolos de Dave Alexander, los hermanos Asheton, y el mismo Iggy Pop, los cuatro componentes de The Stooges, unidos por el destino en las calles de la industrial Detroit allá por finales de los años 60. Pero con las dos últimas canciones del disco, “Fun house” y “L.A. Blues”, el grupo se desmarcaba definitivamente de cualquier etiqueta para crear directamente la música del infierno.

iggy-the-stooges-4f2981c5a45e0

Foto promocional de The Stooges tomada a finales de los años 60.

Sí, el primer disco del grupo, el homónimo “The Stooges” (1969), ya daba muestras de que la banda era algo completamente diferente; y “Raw power” (1973), disco producido por David Bowie y que cerraría magistralmente la trilogía de discos que publicó la banda antes de separarse (o en cierta forma de explosionar) y de que Iggy Pop empezara su carrera en solitario con la ayuda del mencionado Bowie, es igualmente imprescindible. Pero “Fun House” es sin duda una de las obras capitales no ya de la historia del Rock, si no de la música publicada desde mediados del siglo XX en adelante. Ni más ni menos.

Con motivo de la presentación (con grandes elogios de la crítica) en el pasado Festival de Cannes de “Gimme danger”, el documental que sobre el grupo ha creado uno de nuestros directores fetiche, el gran Jim Jarmusch, hemos decidido dedicar un espacio a la obra más destacada de la formación, mientras esperamos con grandes ansias a que se estrene el mencionado documental, algo que, según parece, sucederá de aquí a finales de año.

Ricard.

Os dejamos con un concierto completo de The Stooges perteneciente a la gira de retorno de la banda en 2006:

Y aquí tenéis la rueda de prensa conjunta que hicieron Iggy Pop y Jim Jarmusch en Cannes presentando “Gimme danger”:

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s