Archivo mensual: agosto 2016

“Miles ahead”: Cine en clave de Jazz.

miles-ahead-dates

Existen probablemente dos formas de encarar un biopic cinematográfico sobre un personaje más o menos célebre en función de dos circunstancias: el individuo a retratar es una persona común enfrentada a una situación extraordinaria que hace que salga de él algo que no hubiera emergido de no haberse encontrado en tal tesitura, o bien el protagonista de la historia es, de por sí, alguien completamente excepcional. El primer caso demanda en la mayor parte de ocasiones un tratamiento más o menos clásico, que enfoque nuestra atención de espectadores no solamente sobre el personaje en cuestión, sino también sobre el contexto en el que se mueve éste: circunstancias históricas, otros personajes con los que se relacionó (mostrados con cierta profundidad psicológica), u otros elementos en general que aporten luz sobre la personalidad del protagonista y las motivaciones que lo llevaron a actuar de la manera en que lo hizo. Por el contrario, un film dedicado a un genio (en el ámbito que sea) puede centrarse de manera más precisa en el individuo en sí, y escoger una manera más creativa, más libre, de mostrarlo; incluso obviando toda linealidad temporal, y circunscribiéndose a una época o épocas concretas en la trayectoria vital del protagonista.  Esta segunda opción es la que ha escogido con acierto el hasta ahora actor Don Cheadle a la hora de realizar un film dedicado a la figura de ese músico deslumbrante que fue Miles Davis.

untitled

Tomando como punto de partida el final de un parón creativo del genio, acontecido de mediados de los años 70 a principios de los 80, y con la anécdota del robo de algunas grabaciones del músico como una suerte de MacGuffin argumental,  Cheadle realiza una especie de fresco, se diría que de tipo impresionista, sobre una personalidad única, con resultados que consiguen ser divertidos e incluso, por momentos, emotivos.

Con el mismo director encarnando con solvencia al propio Miles Davis, y un muy buen elenco de actores acompañándolo (entre ellos un adecuadamente histriónico Ewan McGregor, y la actriz Emayatzy Corinealdi asumiendo de forma brillante el papel de la que fuera mujer del músico, la bailarina Frances Taylor), el estilo visual y de montaje de la película, con diversos saltos en el tiempo, parece querer imitar el propio estilo experimental de la música de Davis, sin que, como ocurría con ésta, deje de ser un film bastante asequible y entretenido para el común de los mortales.

untitled

Es esta película, en cualquier caso, un trabajo que transpira honestidad y auténtico amor por el personaje que se quiere retratar, sin que ello excluya que se muestren los claroscuros y contradicciones de éste. Añadiendo a todo lo dicho una muy creativa fotografía, y una banda sonora (no podía ser menos) excepcional, “Miles ahead” es uno de los filmes que destacan claramente en la cartelera cinematográfica de este verano. Vale mucho la pena acudir a un cine a disfrutar de ella.

Ricard.

2 comentarios

Archivado bajo Cine y TV, Música

The Stooges: “Fun house”, adelantándose a casi todo.

Alguien se preguntaba no hace mucho si estábamos preparados para escuchar una obra como “Fun house” (1970) tantos años después de haber sido publicada, y se respondía a sí mismo que no. Y efectivamente, nunca estaremos preparados para volver a escuchar un álbum como éste, ni tampoco podremos dejar de hacerlo periódicamente. Y es que este disco del grupo seminal del cual surgiría una bestia llamada Iggy Pop, se puede considerar la banda sonora ideal para la autodestrucción, pero también es un canto desesperado a la vida.

The_Stooges-Fun_House-Frontal

Las sonoridades de este álbum que avanzaba estilos todavía por llegar como el punk, el rock alternativo e incluso el grunge, aún te dejan boquiabierto por su extraordinaria modernidad.  La expresividad, la rabia que esconden piezas como la inicial “Down on the street”, o las posteriores “Loose” y “TV Eye”, no dejarán nunca de remover las entrañas del oyente desprevenido. Pero aún te sorprende más el blues hipnótico que es “Dirt”, o las reminiscencias jazzísticas de “1970”, en la que un saxo delirante se añade a la obsesiva línea de bajo con la cual empieza la canción, mientras Iggy no deja de vociferar I feel alright! No en vano, John Coltrane era uno de los grandes ídolos de Dave Alexander, los hermanos Asheton, y el mismo Iggy Pop, los cuatro componentes de The Stooges, unidos por el destino en las calles de la industrial Detroit allá por finales de los años 60. Pero con las dos últimas canciones del disco, “Fun house” y “L.A. Blues”, el grupo se desmarcaba definitivamente de cualquier etiqueta para crear directamente la música del infierno.

iggy-the-stooges-4f2981c5a45e0

Foto promocional de The Stooges tomada a finales de los años 60.

Sí, el primer disco del grupo, el homónimo “The Stooges” (1969), ya daba muestras de que la banda era algo completamente diferente; y “Raw power” (1973), disco producido por David Bowie y que cerraría magistralmente la trilogía de discos que publicó la banda antes de separarse (o en cierta forma de explosionar) y de que Iggy Pop empezara su carrera en solitario con la ayuda del mencionado Bowie, es igualmente imprescindible. Pero “Fun House” es sin duda una de las obras capitales no ya de la historia del Rock, si no de la música publicada desde mediados del siglo XX en adelante. Ni más ni menos.

Con motivo de la presentación (con grandes elogios de la crítica) en el pasado Festival de Cannes de “Gimme danger”, el documental que sobre el grupo ha creado uno de nuestros directores fetiche, el gran Jim Jarmusch, hemos decidido dedicar un espacio a la obra más destacada de la formación, mientras esperamos con grandes ansias a que se estrene el mencionado documental, algo que, según parece, sucederá de aquí a finales de año.

Ricard.

Os dejamos con un concierto completo de The Stooges perteneciente a la gira de retorno de la banda en 2006:

Y aquí tenéis la rueda de prensa conjunta que hicieron Iggy Pop y Jim Jarmusch en Cannes presentando “Gimme danger”:

Deja un comentario

Archivado bajo Música