“El bon pare”: La difícil relación con los adolescentes.

el bon pare

Hemos visto “El bon pare“, escrita y dirigida por David Plana, en el Teatre Borràs de Barcelona, también, como otros espectáculos de los que hemos hablado recientemente, en el marco del festival Grec 2016.

 El escenario, un duplex de diseño de exquisito gusto que se puede permitir el pequeñoburgués protagonista de la obra, Roger (Lluís Soler) y que podemos encontrar en cualquier ciudad o barrio residencial de Catalunya, es el marco ideal para esta obra que contempla con ironía las relaciones entre padres modernos y adolescentes postmodernos, relación que está condenada a morir de éxito.

el bon pare2

En efecto, hay una generación que hoy ronda los sesenta años que tuvo que rebelarse contra los férreos valores que le imponían sus progenitores, pero que, con el paso de tiempo, han visto como la rebeldía inicial se transformaba en … como decirlo… la joie de vivre más convencional y acomodada.  Así, todos esos profesionales liberales que vivieron mayo del 68 y votaron al PSUC ahora van de vacaciones a Menorca y gozan de un bienestar material respetable.

 Y el protagonista es uno de esos personajes, un arquitecto divorciado (ya queda de buen tono estar divorciado) metido a alcalde de ciudad bienpensante de provincias, que trata de hacer partícipe a la ciudadanía de su buen gusto y exquisitez, a base de  hacer calles peatonales y plazas.  Y si alguien tenía alguna duda de que este personaje arquetípico ve porno por Internet como todo el mundo, queda disipada la incertidumbre en cuanto el genial video de Mar Orfila es proyectado en pantalla, un video donde los universitarios hijos de la generación que comentamos se dedican a satisfacer las fantasías sexuales de los viejos -y no tan viejos – verdes consumidores de porno on line, en su papel de  “Campus party” desenfrenada. Y claro, como la protagonista de las escenas más fuertes del video no es otra que la hija del arquitecto, (Georgina Latre), el hombre se ve abocado a una fatal contradicción, más estética que real: él, el liberal, el padre comprensivo y atento que siempre tiene el diálogo a punto (cabe suponer que cuando la hija era un bebé negociaría con argumentos cada cucharada de papilla), tiene que reconocer que se masturba mirando porno con chicas que podrían ser su hija…y lo son.

El hombre trata de racionalizar, de mantener la compostura, pero su ex (genial Teresa Vallicrosa) se encarga de abrirle los ojos: el padre perfecto, el señor organizado, elegante, profesional, que se mantiene en forma y cuida la dieta, tiene una hija no tan perfecta como habría imaginado. No adelantamos el giro que toman los acontecimientos.

Nos ha gustado la interpretación de Lluís Soler, esa cara de circunstancias de quien ve cómo se derrumba el castillo de perfección que había montado, y la de Vallicrosa como ex todavía enamorada que utiliza el sarcasmo como venganza por tanta pedante perfección.

el bon pare5

La interpretación de los jóvenes, un Jaume Madaula que da vida al novio de la hija, con ese aire de que no va con él la cosa y de que hará lo que le de la gana pase lo que pase, a pesar de su timidez frente al adulto, y una Georgina Latre que poco a poco abandona el papel de gatita zalamera de su padre, nos ha parecido fresca y convincente.

La obra estará en cartel hasta el 31 de julio y volverá al Teatre Borràs del 7 al 25 de septiembre.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s