“Dramaburg”: Interpelando al espectador.

 

CARTELLTEATRE-BARCELONA-dramaburg-ATRIUM-1

Altamente recomendable para quien quiera seguir diferentes propuestas innovadoras  de compañías jóvenes, es el ciclo de creación teatral “DespertaLab” que estos días y hasta el 24 de julio se celebra en la Sala Atrium de Barcelona, en colaboración con la Nau Ivanow.

Hace unos días vimos el primer espectáculo del ciclo, Dramaburg, de Carlos Perelló, dirigido por Guillem Gefaell (también a cargo del espacio sonoro) e interpretado por Laia Alberch, Rafa Delacroix, Georgina Latre (muy diferente al papel que interpretaba en “Vilafranca”, por poner un ejemplo) y Xavier Torra.

dramaburg5

Este tipo de ciclos permiten dar rienda suelta a propuestas que van más allá del teatro convencional o de producciones de grandes salas. En ésta, en concreto, asistimos a una pieza perturbadora sin narración causal, al modo de Beckett. Ya desde el inicio nos inquietan unas figuras envueltas en unos trajes verdosos y provistas de aparatosas máscaras antigás. Sus movimientos sincopados y repetitivos, a veces compulsivos,  sus referencias a escenarios dantescos (Alepo, Homs, Pripiat, Fukushima, Belchite) dan paso a un teatro del movimiento y de las actitudes, con referencias vagamente pornográficas, con estética glam o futurista (Rafa Delacroix a lo David Bowie o Roy como un personaje de “Blade Runner”)… un periodista (Xavier Torras) que busca la entrevista perfecta, una vedette (Georgina Latre) que hará lo que le pidan las cámaras (referencias a “Natural Born Killers”), una Minnie Mouse (Laia Alberch) descorazonada entre ruinas, todo aderezado con ramalazos de sexo y violencia, una amalgama conceptual que no puede dejar a nadie indiferente.

dramaburg2

Creemos que este tipo de espectáculos, con un componente experimental, se acercan al teatro como esa interpelación ya no a la mente del público, sino a sus sensaciones, a su repugnancia (ese puño que se introduce en la boca una de las protagonistas), y, en fin, a lo visceral. Y nos gusta que sea así porque el teatro permite muy especialmente ese interpelar directamente al espectador y huir de un argumento que en demasiadas ocasiones no pasa de arquetipos narrativos.  Este espectáculo estará en la Sala Atrium hasta el 19 de junio pero dentro del ciclo aún podremos ver dos espectáculos más: “No hi ha bosc a Sarajevo” y “Y-X o la fidelitat dels cignes negres”, como decimos, hasta el 24 de julio.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web de la Sala Atrium/Información sobre”Dramaburg”

 

despertalab

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s