“Ronda naval sota la boira”: Velada literaria en torno al mundo de Calders.

RONDA-NAVAL_-horitzontal

Nos encanta la capacidad de Els Pirates Teatre de deleitarnos con sus recreaciones literarias, y en esta magnífica “Ronda naval sota la boira” se superan.  No es una obra basada en un libro, sino una novela teatralizada; a tanto llega el preciosismo del director y dramaturgo Adrià Aubert (junto con Maria Canelles) en la puesta en escena de la novela más conocida de Calders.

Oleguer (Eduard Autonell) nos presenta la historia del capitan Maurici (Xavier Frau), que pilota con mano firme el Panoramic, enorme buque en el que viaja una variopinta galería de personajes y que se enfrenta a su inminente naufragio.

RONDANAVAL_verticalV33

Calders le da un giro al género de catástrofes, contemplando con sutil ironía las horas que preceden al anunciado hundimiento del buque, que por causas desconocidas se encuentra dando círculos en medio del Atlántico; esta situación no es presentada con el habitual dramatismo y grandilocuencia propio del género, sino con fino distanciamiento, en el que los personajes, más que apercibirse de la situación, siguen encerrados en su mundo; el bucle en el que está inmerso el barco es reflejo del bucle vital de los protagonistas: el capitán Maurici, de quien desde el primer momento sospechamos que ha planeado el hundimiento como excusa para un suicidio heróico y con arreglo a su peculiar sentido de la estética (que le lleva a hacer ensayar una orquesta a los sufridos pasajeros, para aderezar con buena música el momento final);  el hipnotizador Abdelamar (Laura Aubert, quien también interpreta a la dama que contempla con desdén los vaivenes físicos y ficticios del navío), que logra revivir tras cada intento de asesinato,  la repelente niña (Nuria Cuyàs) , que se enfrenta con el capitán una y otra vez, el prudente oficial y la señora “no viuda” (más bien fue abandonada por su marido) que se divierte en el barco (Laura Pau/ Núria Deulofeu)…

ronda naval 2

El hundimiento  es del todo esperpéntico cuando las dos potencias rivales (genial aviador Bernat Cot), intentan salvar el barco más por ponerse medallas que otra cosa y cuentan con la resistencia tenaz del capitán, quien no quiere que el salvamento estropee un buen suicidio.  La casquivana novia de Oleguer (Lluna Pindado), no contribuye tampoco a hacer el viaje más plácido…  y así, entre despropósitos, ensayos musicales, planeados asesinatos, amoríos y proyectos de rescate fallidos, la nave se acerca a su final.

ronda naval 3

La excelente iluminación cálida de la obra, así como el decorado marino, contribuye a envolver al espectador con una atmósfera de ensoñación y lejanía, para no tomarse muy en serio el supuesto drama al que asiste  y le hace participar, en definitiva, del alejamiento de Calders, de la particular transformación de la realidad por parte del autor, de su visión mordaz y lúcida de la naturaleza humana, ridícula hasta en los momentos más transcedentes.

“Ronda naval sota la boira” estará en El Maldà de Barcelona hasta mediados de febrero.

Ignasi y Laura

Para más información clica abajo:

Web de El Maldà/Información sobre “Ronda naval sota la boira”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s