“El rei Lear”: La peor de las batallas.

elreilear_cast

En esta ocasión hemos asistido en el Teatre Lliure de Montjuïc a una de las obras teatrales más representadas de la historia, un espectáculo que nos encara con grandiosidad con la lucha entre bien y mal, entre por un lado el cálculo interesado, ambicioso y egoísta y por el otro, la nobleza, la honestidad y la lealtad: “El rei Lear“.

Como línea divisoria entre el bien y el mal, el mítico rey Lear, encarnado esta vez por una enorme Núria Espert (el haber elegido una actriz para el papel, además de una referencia inversa a la propia tradición shakesperiana, confiere acertadamente al personaje un aire de irrealidad que subraya su locura, a lo que también contribuye el grotesco personaje del bufón, interpretado por Teresa Lozano, que siempre le acompaña). El sueño de la razón produce monstruos, y así sucede cuando el viejo señor decide repartir sus dominios entre sus hijas, concediendo ventaja a quien le confiese más amor, con la esperanza de que su favorita, Cordelia (Andrea Ros) ganará la partida; cuando ésta prefiere la sinceridad a la adulación por la que optan sus hermanas, Goneril (Miriam Iscla) y Regan (Laura Conejero), con el consiguiente destierro de Cordelia, se abren las puertas del descenso a los infiernos en que gradualmente se transforma la obra.

elreilear3

La maldad se encarna magistralmente en el personaje de Edmund (David Selvas) hijo ilegítimo del entrañable y noble duque de Glouster (Jordi Bosch), en las adúlteras y crueles Goneril y Regan, en el  marido de Regan, el duque de Cornwall (Òscar Rabadán) que tortura salvajemente al duque de Glouster, acusándolo falsamente de alta traición… El bien, por su parte, está encarnado por el hijo legítimo de Glouster, Edgar (soberbio Julio Manrique), encantador cuando se transforma en Tom, el vagabundo, para despistar a los hombres de su hermano; también por el fiel conde de Kent (Ramon Madaula), que para seguir a su viejo señor se disfraza a su vez de buscavidas…, por el duque de Albany (Jordi Collet), que comprende las maniobras de los demás y trata de impedirlas.

elreilear2.jpg

La lucha es desigual y terrible: ya vemos a Regan y Goneril tratar con desprecio al monarca, ya Edmund maquina inmisericorde e hipócritamente para acabar con su hermano, ya asistimos con espanto al martirio de Glouster; pero la crueldad del mal es combatida por el amor, por el cariño con que Edgar trata a Glouster o a Kent y el bufón al rey Lear, o por la forma como Cordelia intenta evitar el desastre. Sobrecogidos asistimos acaso a la escena cumbre de la obra, cuando Edgar finge ayudar a su padre a suicidarse y en realidad lo salva, en una sobrecogedora manifestación de amor paterno filial.

elreilear4

Lo acertado de la puesta en escena del director Lluís Pasqual es que no cae en absoluto en la declamación: a pesar de la densidad y complejidad del texto los actores transmiten sus sentimientos con sinceridad, manteniendo al espectador con el corazón encogido,  más pendiente de la historia que de la elegancia e ingenio con la que es contada, lo que seguramente es uno de los mayores elogios en lo que a representaciones de textos clásicos se refiere.

elreilear1.png

El montaje nos ha encantado por su cuidada escenografía del propio Lluís Pasqual y de Alejandro Andujar (responsable también del vestuario). Los elementos minimalistas que subrayan la atemporalidad de la obra,  huyendo de espacios anecdóticos, como el acertado efecto del humo que asciende lentamente y queda suspendido, tenuemente iluminado, en diversas partes de la obra, el escenario alargado cual si se tratara de la nave central de una iglesia, contribuyen a dotar de contenido dramático a una obra que trata uno de los temas universales que tan bien narraba Shakespeare: la eterna guerra entre depredadores y gacelas, entre quienes no reparan en medios para conseguir sus objetivos, y quienes encaran la vida con sencillez y nobleza. Destacamos también a Eva Fernández en la caracterización y a Roc Mateu en el sonido.

Esta imprescindible obra estará en cartel hasta el 31 de enero.

Actualización: Lluís Pasqual ha recibido el Premio Max (XIX edición) a la Mejor adaptación o versión de obra teatral por “El rei Lear”.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web del Teatre Lliure/Información sobre “El Rey Lear”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura y Cómic, Teatro y Danza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s