Joanna Newsom en Barcelona (Sala Barts, 04/11/15): Delicada precisión.

El pasado miércoles asistimos a la cuarta actuación en Barcelona de la cantautora norteamericana, de esencia folk, Joanna Newsom. Como ya ocurriera hace aproximadamente un año en el concierto que Cat Power hizo en el Auditori, nos llamó la atención, al entrar en la sala Barts donde se iba a celebrar el evento, la muchas sillas vacías que había en el recinto del Paral·lel. Teniendo en cuenta que Newsom había conseguido llenar todo un Palau de la Música en su anterior visita, no deja de ser algo sorprendente. Quizá la escasa promoción del concierto o el hecho que su último disco, el soberbio “Divers”, lleve muy poco tiempo en la calle, tuviera que ver en ello. Sea como sea, la músico realizó una puesta de largo de este nuevo trabajo que solo podemos calificar de mágica.

14467514995936

Acompañada por otros tres instrumentistas, Joanna Newsom empezó puntual su concierto acometiendo la ya lejana “Bridges and Balloons”, para después poner el acento en las canciones de su último álbum. Así fueron sonando la jovial “Anecdotes”, la hipnótica “Divers”, la casi comercial (tratándose de ella) “Sapokanikan”, la torrencial “Leaving the city”, o la bellísima “Time, as a symptom” (tema con el que se cierra el trabajo), mezclados con cortes que son ya clásicos de su repertorio como “Have one on me” o “Peach, Plum, Pear”, con el que terminó los bises tras una hora y media larga de actuación.

Durante el concierto, Joanna alternó el uso de su habitual arpa con piano y teclados, mientras que el resto de músicos que la acompañaban (a destacar el trabajo de su fiel escudero Ryan Francesconi) se turnaban igualmente con distintos instrumentos (guitarras eléctricas, percusión, flauta), aportando mil y un matices con delicada precisión a las canciones de la cantautora, demostrando todos ellos que cuando el virtuosismo se pone al servicio de la emoción el resultado difícilmente puede ser superable.

unnamed-61-560x560

Y es que eso es lo que distingue por encima de todo a una artista (“artista” dicho en el sentido más estricto del término) como Joanna Newsom: su capacidad de explorar la emoción a través de una habilidad técnica apabullante que la lleva a abrir puertas y más puertas de percepción y sensaciones en forma de juguetonas melodías río, inesperados cambios de tempo, acordes imposibles, una capacidad vocal exuberante y letras que parecen elaboradas con una meticulosidad decimonónica. Todo ello tiene fiel reflejo, como decimos, en este último álbum de la cantautora que es, al mismo tiempo, su trabajo más asequible (ninguna de las canciones supera los 7 minutos), y la cristalización absoluta de un talento sin comparación posible en el panorama de la música popular actual.

Os recomendamos encarecidamente que, en caso que no lo hayáis hecho, entréis en el mundo (escuchar su último trabajo puede ser una muy buena puerta de entrada) de esta excepcional artista. Seguro que no os arrepentiréis.

Ricard.

Os dejamos con los dos videos promocionales del último disco de Joanna Newsom, dirigidos ambos por el director Paul Thomas Anderson:

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s