“MDA Medeas con cava”: La amargura de los celos.

MDA1

El dramaturgo y director Kleber Luiz Bosque y Teatre dels Argonautes nos presentan en el Àtic 22 del Teatre Tantarantana de Barcelona una estupenda “MDA Medeas con cava”, donde se revisita el mito griego y la tragedia de Eurípides.

La fuerza de las pasiones son la materia prima del teatro, y está en manos del director y los actores moldearlas para formar un conjunto creible y cautivador.  Tarea ardua, y más si se trata de adaptar una tragedia atemporal y universal.  Por enésima vez nos sorprende la clarividencia de los clásicos con argumentos, hace dos mil quinientos años, que parecen sacados de cualquier telediario.

Desde el inicio Kleber Luiz Bosque nos presenta sin concesiones la locura que embarga a la protagonista, una moderna Medea encarnada por Pepa (Mariona Casanovas) confinada en un psiquiátrico, custodiada por una inquietante enfermera (Aroa Toro), mientras suena una melancólica música brasileña.

mda6

Y enseguida vemos que la locura de Pepa/Medea no es más que la infinita amargura por el abandono de su marido, Paco/Jasón, que como en el mito, la ha dejado por la joven y bella Glauca, la hija de Creonte.

Con extraordinaria fuerza interpretativa, se desarolla primero un febril diálogo entre la enfermera y la paciente, en la que se nos cuenta la rabia, la amargura, los celos, y por fin, el odio que siente la protagonista por su joven rival.

La venganza aparece primero como esperanza de recuperar a Jasón, en la encantadora escena de la comida, con una Pepa/Medea que se engaña a sí misma pensando en retorno del amado y un Jasón que definitivamente, como inapelable sentencia, ha dejado atrás a su esposa de tantos años.

MDA4

Pero ya el mito griego deja de serlo y se convierte en declaración de juzgado de familia, en atestado de violencia doméstica. Jasón “luchará por la custodia”.  En ese genial giro comprendemos que la oscura ley de vida por la que el hombre abandona a la mujer en busca de carne más joven es, en efecto, eterna, ahora como hace dos mil años. Ya sólo queda a Medea una postrera lamentación, un grito de amargura en que da cuenta de que ella, la mujer fuerte y digna, ha modelado como un hijo caprichoso al marido que la abandona, se lo ha dado todo, lo ha rescatado del barro para ofrecerle un mundo mejor obteniendo a cambio el destierro y el olvido. Y ante la injusticia, el espantoso desenlace que por desgracia no es solamente una creación literaria.

Tragedia en fin que escarba en la herida de la desagradecida condición humana, en un alma demasiado encadenada a las pasiones y en una locura como huida y desazón en respuesta a lo inexorable.

mda7

Recomendamos esta obra de gran belleza narrativa, subrayada por unos acertados recursos musicales y visuales, y por el buen hacer de Mariona Casanovas (Medea), Aroa Toro (que encarna a la inquietante enfermera y a ratos a la propia Medea)  y David Font (Jasón).  Sabemos que no es fácil representar un clásico y podemos decir sin ápice de exageración que en esta deliciosa obra se ha conseguido.

Esta obra sólo estará hasta el día 11 de octubre en la cartelera barcelonesa.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web de Teatre dels argonautes/Información de Medeas con cava

Blog de Àtic22

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura y Cómic, Teatro y Danza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s