“Els dies feliços”: La desazón según Beckett (actualizada).

dies_2

El Teatre Lliure de Gràcia vuelve a programar “Els dies feliços” dentro de la temporada actual, del 3 al 21 de junio. La obra fue escrita a principios de los años 60 originalmente en inglés y poco después traducida al francés por el dramaturgo irlandés afincado en París Samuel Beckett.

La obra nos expone la conmovedora historia del matrimonio de mediana edad formado por Winnie y Willie. Sin saber por qué motivo, se encuentran confinados en una especie de desierto sin ninguna compañía, ella privada de movilidad y él prácticamente de habla. Un diabólico timbre les marca en apariencia las fases de sueño y vigilia, la única interacción externa que se aprecia en toda la obra. A lo largo de ella nos acercamos más a la condición humana de los protagonistas pero en ningún momento, al modo habitual en Beckett, obtenemos respuestas a las preguntas que desde el principio nos formulamos ante tan turbadora situación, que se aproxima a una brutal pesadilla.

Emma-Vilarasau-protagoniza-Els-Beckett_TINIMA20140515_0041_5

Ya el escenario nos cautiva con su desolada belleza. Toda la escena nos presenta un amplio paisaje casi lunar, de solamente rocas sobre las que se adivina un sol despiadado. Decimos amplio porque la protagonista aparece como minúscula en lo alto de un raquítico montículo.  No sabemos por qué está enterrada de cintura para abajo, no sabemos qué ser cruel la ha castigado a ella y a su marido, pero enseguida vemos que poco importa. Lo que cuenta es que la protagonista tampoco se pregunta por ello, está resignada a su suerte, y tan sólo evoca con nostalgia tiempos mejores. Pero  pese a ese conformarse, ella no abandona ni el amor ni  la dignidad, aunque tampoco el miedo, en especial miedo al olvido, a no ser escuchada por su amado Willie. Se sabe en un estado límbico y se resiste a dejar de hablar, a dejar de existir. Es una persona a la que se lo han sacado todo y que es tratada sin piedad pero ello no le hace perder el cuidado por los pequeños detalles ni sus recuerdos de un tiempo pasado donde todo era diferente. También lucha contra la desesperación cuando su invisible torturador da otra vuelta de tuerca en el tormento y también le priva del uso de los brazos. Ya sin prácticamente movilidad alguna, sin ni siquiera poder escuchar a su marido, aún así, se aferra a todo pequeño hilo de esperanza que se le aparece hasta que finalmente puede ver a su hombre por última vez en grotesca parodia nupcial.

Emma_Vilarasau_59793

Una perturbadora reflexión sobre la esencia de la crueldad, lo implacable y el deterioro, y cómo una persona es zarandeada por todo ello sin perder su humanidad y el deseo de vivir aunque lo que vive no sea propiamente vida. “Els dies feliços” es una metáfora del malestar y el desasosiego.

La obra, dirigida por el prolífico Sergi Belbel, está interpretada por Emma Vilarasau y Oscar Molina (unos entrañables Winnie y Willie), con acertadísima escenografía de Max Glaenzel.

Una obra imprescindible para quien quiera emocionarse y compartir el malestar de unos seres frágiles tratados injustamente por el destino, que se aparece esta vez como un implacable torturador anónimo.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web del Teatre Lliure/Información sobre “Els dies feliços”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura y Cómic, Teatro y Danza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s