“Coses nostres”: Intrigas palaciegas.

Coses-Nostres-Ramon-Madaula-ARA_ARAIMA20150402_0116_1

Nos ha encantado asistir en la Sala Atrium a  la deliciosa “Coses nostres” (irónico título que tanto puede hacer referencia a la endogamia teatral como a la rastrera actuación de los protagonistas, moviendo oscuros hilos del poder).

En su debut como dramaturgo y director, el polifacético Ramón Madaula realiza un fascinante ejercicio metateatral, en el que plantea como un juego al espectador, la relación de mutua dependencia entre los llamados “críticos” teatrales (menuda palabreja que evoca a un ceñudo personaje siempre enfadado y amargado) y los actores y directores.

Coses nostres 2

Ya desde el inicio se nos anuncia el conflicto: el prestigioso director teatral Joan Trias  (Raimon Molins) recibe en su casa al reconocido crítico Pere Romagosa (Albert Pérez). La reunión se produce a instancias del primero, al que no ha gustado la crítica que ha redactado Romagosa sobre la representación de “El mercader de Venècia” dirigida por él.

Asistimos a un fascinante paulatino intercambio de papeles. Un egocéntrico, untuoso y taimado Trias, soberbiamente interpretado por el talentoso Raimon Molins, como quien no quiere la cosa, va estrechando el cerco sobre el en apariencia frío y seguro Romagosa. Nos ha encantado la sutileza del discurso, la suavidad con la que el ofidio se acerca al ratón sin que éste adivine el ataque. La crueldad del golpe, de la vendetta que el director reserva a quien ha osado criticar su obra nos da escalofríos por lo calculado y efectivo…

Coses nostres 1

También nos ha entusiasmado la interpretación de Albert Pérez, quien comienza presentándose como un personaje recto, íntegro y honrado, que sólo escribe desinteresadamente, para acabar la función de modo ligeramente diferente, quedando en evidencia que no se trataba de un personaje tan beatífico como nos parecía al principio. No adelantamos más…

Junto a la gran actuación de sus protagonistas, nos ha gustado la profundidad de la reflexión sobre las relaciones y conflictos de intereses entre críticos, directores, actores y poder político. En la obra, el director teatral lo es además de una conocida institución pública, y teme perder su puesto ante la mala crítica de su espectáculo. Por desgracia, todos tenemos en mente algunos conflictos entre el poder político y destacadas instituciones teatrales de la ciudad, y la obra trata magistralmente esa trama de intereses e interdependencia.

Ramon Madaula

E incluso, en otra soberbia alusión de la obra, el director se recrea en una despiada “crítica” de los directores-estrella, aquellos directores que, como se expone en palabras de Romagosa, tal vez tuvieron algo que contar en sus orígenes, pero que acomodados y domesticados,  son ya incapaces de dejar de secuestrar el original, que en sus manos se convierte en un mero juguete al servicio de sus egos. (¿Quiénes no hemos asistido alguna vez a alguna empalagosa “reinterpretación” de un texto que queda del todo desnaturalizado e irreconocible tras pasar por el taller del director?).

Este espectáculo, producido por Intent Produccions, S.L., está en la Sala Atrium únicamente hasta el 10 de mayo y es altamente recomendable para los amantes del teatro y para quien desea reflexionar sobre él.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web de la Sala Atrium/Información sobre “Coses nostres”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s