Archivo mensual: septiembre 2014

“Woyzeck”: Diagnosis del mal.

mini-woyzeck-1-620x400

Hemos asistido en la Sala Beckett de Barcelona al espectáculo “Woyzeck” del dramaturgo alemán de principios del siglo XIX Georg Büchner. Esta versión, producida por la compañía Parking Shakespeare, ha sido adaptada, traducida y dirigida por el prolífico Marc Rosich. Sus intérpretes, Carles Gilabert, Ester Cort, José Pedro García Balada, Pep García-Pascual, Adrià Díaz, Ariadna Matas, Santi Monreal y Ricard Sadurní.

Pocas veces como en “Woyzeck” podemos acercarnos tanto a comprender qué le pasó por la cabeza a su autor al escribirla. Si tenemos en cuenta que éste la escribió poco antes de su prematura muerte a los 23 años; que el Woyzeck auténtico fue un convicto ajusticiado en Leizpig (ejecución que alcanzó gran resonancia por lo truculento del crimen y porque se trataba de la primera ejecución que tenía lugar en esa ciudad desde hacía treinta años); que el padre del dramaturgo escribía con asiduidad en el periódico de medicina legal en el que el médico que redactó el informe sobre la imputabilidad de Woyzcek publicó el suyo; si además tenemos en cuenta que el propio autor era médico y participó en los movimientos estudiantiles progresistas a favor de la reunificación alemana, entonces comprenderemos el propósito de la obra: indagar en las raíces del crimen, ofrecer una explicación forense y social de sus causas (recordemos que en aquella época nace la crimonología, y de aquella época son algunas de las teorías antropológicas sobre el crimen, como las de un Lombroso o un Garófalo).

TEATRE_BARCELONA-Woyzeck_0

Así, Woyzeck se nos presenta como un pobre hombre enajenado, ordenanza de un tiránico capitán, pobre de solemnidad al que el sueldo no le llega y debe prestarse a los grotescos experimentos de un médico sádico que le obliga a hacer dieta; ha de mantener a la madre de su hijo que se dedica a perseguir con lascivia al apuesto “tambor mayor” y encima oye voces en su cabeza.
Woyzeck no despierta simpatías, a pesar de los abusos de los que es objeto; la antipatía que suscitan los demás personajes, el trasfondo de denuncia social que impregna la obra, todo ello no convierte al paria en alguien que nos enternezca y así el espectador se incomodará ante sus aspavientos, sus alucinaciones, su alocado corretear. Ciertamente su supuesta pareja maltrata cruelmente al hijo que tienen en común, pero la indiferencia de Woyzeck ante el niño no supone contrapunto alguno al maltrato, sino más bien magnificación del mismo. Tampoco ayuda a hacer simpático al personaje las ínfulas pedantes y huecas del capitán, la mezquindad del médico, la lujuria de su pareja, el pendenciero tambor mayor…

Nos ha encantado la puesta en escena de este clásico de hace dos siglos, que subraya la impostura que rodea a Woyzeck: ni existen sus alucinadas visiones, ni el cuartel es más que la barra de bar de un pueblucho; el doctor tiene poco de médico, el capitán es una especie de jefe de almacén, el tambor mayor un macarra de barrio.

FranjaWebWoyzeck

Magnífica interpretación de los actores. Nos han gustado todos ellos; destacamos el excelente trabajo de Ester Cort que borda esa dicotomía entre salvaje deseo y brutalidad egoísta; Carles Gilabert, como decimos, da magistral vida al perturbado que no logra apenas darse cuenta de lo que le hacen hasta que cuando intuye la traición reacciona con saña. José Pedro García Balada, al cruel camorrista que no respeta nada. A destacar el trabajo coral de su director que ha conseguido presentarnos de forma muy convincente el deforme entorno social del protagonista.

La obra estará en cartel en la Sala Beckett hasta el 5 de octubre y desde el blog os animamos a que si tenéis oportunidad la vayáis a ver.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web de la Sala Beckett

Web de Parking Shakespeare

Web dedicada a Georg Büchner

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

Muestra de Cine Dia de Brasil en Barcelona: Entrevista con el director Allan Ribeiro.

Desde hoy jueves día 18 hasta el próximo domingo día 21, se celebra en Barcelona (más exactamente en los cines Girona situados en el número 175 de la calle del mismo nombre) una muestra de cine brasileño que forma parte del 6º Festival de la Cultura Brasileña de Barcelona. Se trata sin duda de una oportunidad singular, pues el cine brasileño, como el de tantos otros países fuera de la órbita anglosajona, y más concretamente del cine exportado de Hollywood, es difícil de ver por estos lares. La muestra, que consta de un total de nueve títulos, radiografía una cinematografía de incipiente calidad, variada en cuanto a géneros y planteamientos formales.

allan-ribeiro_a201473_jpg_640x480_upscale_q90

El director Allan Ribeiro

Nosotros hemos tenido la oportunidad de conseguir una entrevista con Allan Ribeiro, director de “Esse amor que nos consome“, película a medio camino entre el documental y la ficción, que tiene prevista su proyección el viernes día 19 a la 20 horas. Nos cuenta la historia de Gatto y Barbot, dos compañeros que se conocen desde hace más de 40 años, y que deciden trasladarse a un edificio abandonado en Rio de Janeiro, donde pretenden crear y promocionar sus trabajos como compañía de danza. Sin embargo, los problemas de la vida cotidiana empezarán a entrometerse con su proceso creativo, artístico y sus creencias orishas, una religión de origen africano. Pese a ello, poco a poco se encargarán de ir marcando la ciudad con la difusión de su danza.

Aquí tenéis la entrevista:

¿Cuál es la materia prima y la inspiración para este film? Es la Compañía de Danza Rubens Barbot, con la cual trabajo desde el año 2006. Además de varios vídeos que hice de ellos en escena, también realicé un cortometraje: “Ensaio de cinema” (​​15 ‘/ 35 mm / 2009). Y ahora esta película, “Esse amor que nos consome”.

La narrativa de la película, que presenta la historia de una compañía de danza que se instala en una propiedad desocupada, sugiere un sentido político para el arte. Sin embargo, va más allá de la denuncia y se convierte en arte con propósito que reivindica el derecho a la ciudad. Háblanos de ello. ¿Cómo se entrelaza con temas de actualidad en las grandes ciudades? La película es política, pero no porque creemos en la figura de una película política sino porque la política en sí está entre nosotros, presente en nuestra vida cotidiana. Las grandes ciudades brasileñas, especialmente Río de Janeiro, viven momentos de gran especulación inmobiliaria. Creo que los grandes eventos como la Copa del Mundo o los Juegos Olímpicos están contribuyendo a ello. Tal vez existan procesos similares que también se dan en Barcelona. El proceso de la especulación inmobiliaria no tiene en cuenta la historia del pueblo. El interés por el capital sustituye al humano, y lo que vemos son ciudades desconfiguradas, que no tienen en cuenta los deseos de los propios residentes.

“Esse amor que nos consome” hace uso de un formato muy innovador: la exploración de las posibilidades expresivas de fusión entre la ficción y el lenguaje del documental. ¿Cómo ha sido recibida la película? ¿Qué consecuencias crees que puede producir sobre el cine y la audiencia? Cuando hago una película no pienso en estos límites de formatos. Al igual que en el comienzo del cine, donde no había formas y sólo la película, creo en las imágenes y el sonido como formas para construir una historia que contar. A pesar de esta estructura no convencional, donde se mezcla cine y danza perfomática, creo que la película se comunica muy bien y la gente está muy atenta a los personajes y sus trayectorias. Tuvimos el honor de recibir un premio del público en el Festival Olhar de Cinema de Curitiba.

foto-head-cine-esse-amor-que-nos-consome-1024x576

Fotograma de la película

¿Qué esperas de cara al público en Barcelona?  No lo sé. Es un placer para mí presentar la película en España, pero nunca he esperado mucho de la opinión pública. Esperemos que sirva para crear mucho diálogo entre las personas que asistan. Estuve en Barcelona en el año 2009 y me encantó la ciudad.

¿Qué opinas del actual cine brasileño?  Creo que está en el momento más importante de su historia. Con muchos nuevos directores haciendo grandes películas a la vez, con mucha comunicación entre todos ellos, pero a la vez con mucha diversidad estética entre ellas. Hay una gran cantidad de trabajos que abren una perspectiva muy positiva para los próximos años. Los críticos brasileños hablan de un movimiento llamado “Nuevo Cine Brasileño.” Todos estamos tratando de entender lo que está sucediendo en nuestro tiempo.

Ricard.

Os dejamos con el trailer de esta estupenda película:

Para más información clica abajo:

Web del día de Brasil en Barcelona/Información sobre la muestra de cine de Brasil

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV

“Temps”: Una desdramatización de la despedida.

TEMPS1

En este aún veraniego inicio de la temporada hemos asistido en la Sala Barts de Barcelona al espectáculo “Temps“, producido por la compañía Teatre de Guerrilla, obra que ha sido escrita por Quim Masferrer y ha sido dirigida por el también conocido director de Els Joglars, Ramon Fontserè. El ínterprete único es el propio Quim Masferrer.

Una persona postrada en una silla de ruedas se enfrenta a una situación límite, una cuenta atrás hacia su muerte. A partir de ahí comienza el monólogo del protagonista. Ese punto de partida podría haber dado pie a alguna experiencia escénica grandilocuente, a aspavientos lacerantes,  lamentos exagerados o resignación virtuosa, pero el talento y buen hacer de Quim Masferrer y Ramon Fontserè no caen en nada de eso, y dan por el contrario absoluta credibilidad al planteamiento tierno e irónico de la obra.

TEMPS2

Recordamos hace años, cuando en sus inicios la compañía Teatre de Guerrilla nos deleitó con la amable parodia de la Cataluña rural que veíamos en sus obras;  en esta ocasión Quim Masferrer nos presenta precisamente a un joven que se enfrenta a su final con pragmatismo genuinamente catalán. Es curioso ver que una historia no causal al modo becketiano, en la que nadie nos explica los motivos de la sentencia o quién es el oscuro personaje que en breves apariciones tortura más psicologicamente que otra cosa al protagonista, es desprovista de connotaciones expresionistas para centrarse en lo mundano. Nada de pensamientos angustiados sobre el final, nada de despedidas melodramáticas, apenas algunas pinceladas de tristeza y malestar, todo ello en medio de la distancia irónica que adopta el protagonista.

El personaje se centra en el tedio (no desesperación) que le produce no saber qué hacer en el poco tiempo que le queda, en la extrañeza que le produce pensar cómo se acaba su vida, en una chistosa preocupación por cuestiones digamos banales y hasta en la divertida fantasía de hacer partícipes, a la brava, de su mismo destino a toda la sala. Hay alguna queja o reproche: a Dios, a las multinacionales, a las autoridades… que son formuladas, no con trasfondo ideológico o pretensión filosófica alguna, sino al modo popular, iconoclasta e irreverente. Para exponer sus agravios, se apodera del protagonista una febrilidad exaltada y clarividente que da pie a una divertida gesticulación; ésta finaliza con el delicioso momento de la obra en que el protagonista visita, a lomos de su silla de ruedas,  lugares de su niñez y juventud, con música de Johnny Cash de fondo.

quimmasferrer

La despedida, con un último intento de negociación más por el prurito de intentarlo que por convencimiento en las posibilidades de indulto, se formula con gracia y sencillez, sin que el personaje sea capaz de agredir a su torturador.

Excelente interpretación de Quim Masferrer, que logra dar una vis humorística a una obra que no lo es, que dota de ternura a una pieza con un trasfondo de desesperación, y que huye de grandes conceptos para centrarse casi exclusivamente en lo terrenal, lo humano,  lo irónico y lo caricaturesco, para conseguir que el espectador, lejos de angustiarse con el negro destino del protagonista, comparta de modo distendido sus últimos momentos, amenizados con el ingenio del personaje.

Este espectáculo, estrenado en el festival Temporada Alta 2012 y con una gira por Catalunya de más de cincuenta funciones, ha llegado a la sala Barts de Barcelona gracias a la colaboración de la productora El Terrat y se estará representando allí hasta el 21 de septiembre. Desde este blog os recomendamos sin duda esta obra y felicitamos a su autor y a su director.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web de Barts/Información sobre TEMPS

2 comentarios

Archivado bajo Teatro y Danza