Les Antonietes: Otra vuelta de tuerca a los clásicos (II).

Stockmann1

La compañía teatral Les Antonietes, dirigida por Oriol Tarrasón, que ya nos ha obsequiado con meritorias  adaptaciones teatrales de la talla del “Vània” y “Molt soroll per res”, nos presenta en esta ocasión “Stockmann”, adaptación de la conocida obra de Ibsen “Un enemigo del pueblo”. La obra se estará representando en la Sala Muntaner de Barcelona hasta el próximo 29 de junio.

“Un enemigo del pueblo” (“En folkefiende en el original noruego)  es una obra escrita en 1882 por el escritor y dramaturgo noruego Henrik Ibsen, al parecer publicada como respuesta al revuelo cosechado entre la tradicionalista sociedad noruega de finales del sigo XIX con  sus anteriores obras “Casa de las muñecas” o “Espectros”, en las que atacaba precisamente los convencionalismos morales de la época.

Stockmann5

La obra está ambientada en un pueblecito noruego que tiene como principal fuente de ingresos los del afamado balneario de la localidad, a cuyo frente se encuentra Peter, el alcalde de la localidad y presidente del consejo de administración del balneario. Thomas Stockmann,  hermano del alcalde y doctor del balneario, descubre que sus aguas están contaminadas por los vertidos provenientes de la fábrica de sus suegros. A partir de ese descubrimiento, y tras un inicial conato de comprensión por parte de las fuerzas vivas encarnadas por el alcalde, el presidente de la Asociación de Comerciantes y la redactora del único diario del pueblo, se produce a continuación el conflicto de intereses que nos presenta la obra. Revelar la verdad o ponerle solución significaría el cierre del balneario.  El conflicto fraterno entre el alcalde pragmático y el idealista doctor está servido.

Siempre resulta sorprendente constatar cómo reflexiones formuladas por autores del pasado  al albur de situaciones de la época son plenamente vigentes hoy en día. Eso es precisamente lo que les otorga la cualidad de clásicos, y sin duda alguna Ibsen es uno de ellos.

stockmannmadrid

Actualización: Cartel correspondiente a la representación de la obra en el teatro Fernán Gómez de Madrid

La obra puede leerse en clave modernista como la lucha entre la creatividad y lo mundano, y en efecto a menudo se sitúa a Ibsen como uno de los padres del modernismo teatral, que en Cataluña tiene en Ignasi Iglesias o Santiago Russinyol algunos de sus exponentes, como modernista es el gusto por el héroe que opone sus convicciones a la mezquindad burguesa.

Pero más allá de lecturas históricas,  lo que nos presenta Stockmann es también una cuestión muy pertinente hoy en día, la de la desviación de poder y la utilización para ello de los medios de comunicación. Entiéndase como tal desviación la utilización del poder estatal con finalidades diferentes a las que le son propias, es decir con finalidades diferentes a procurar el máximo bien común.  Seguramente muchos lectores enarcarán una  ceja escéptica, dando por supuesto que los políticos no miran precisamente por el interés público. Soslayando esa discusión, estaremos conformes en que ellos gestionan dinero de todos y que al menos deben explicaciones, la esencia de la democracia.

Stockmann3

Y en la obra vemos precisamente que ese poder es ejercitado de un modo no ya desviado, sino hasta abusivo y vil. Pero tan contemporánea es la reflexión de Ibsen que incluso ese ejercicio perverso del poder es refrendado por la mayoría, que ha sido previa y convenientemente desinformada.

La convincente adaptación a cargo de Oriol Tarrasón, con interpretación de Òscar Muñoz, David Vert, Annabel Castan, Mireia Illamola y Santi Ricart, supone un intento logrado de aprehender la esencia de la obra, con la elusión de algunos personajes secundarios del original y un vestuario y escenografía minimalistas que no restan ni un ápice de expresividad a la representación. Encantadora la presentación del balneario, con los actores y actrices tomando displicentemente el sol en sus albornoces, y divertidísima escena de la manipulada asamblea vecinal, sin que tampoco falten escenas de gran carga dramática, como la acuosa lapidación a la que el enfado popular somete a su protagonista.

Recomendamos con entusiasmo esta obra y saludamos el esfuerzo artístico de sus protagonistas y director.

Actualización: Les Antonietes presentan la versión en castellano de “Stockmann” en el teatro Fernán Gómez – Centro Cultural de la Villa de Madrid del 6 de octubre al 1 de noviembre. Reparto: Mario Tardón, Jimena La Motta, Anna Mayo, Jorge Suquet y Bernat Quintana.

Ignasi y Laura.

Para más información clica abajo:

Web de Les Antonietes

Web de la Sala Muntaner

Web del teatro Fernán Gómez

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Literatura y Cómic, Teatro y Danza

3 Respuestas a “Les Antonietes: Otra vuelta de tuerca a los clásicos (II).

  1. Reblogueó esto en Bits & Piecesy comentado:
    Todo lo que hace la compañía Les Antonietes merece mucho la pena. Y no lo digo sólo yo!! Todos al tetado, a la Muntaner a verlos!!! Que esto se acaba.

  2. Los he visto en el Vánia y ahora en Stockmann y son buenísimos. Primero, el gran trabajo de interpretación y adaptación de las obras por parte del director. El trabajo de los actores en brutal e impresiona la manera en la que ambientan las obras con tan pocos recursos. A mí, personalmente me gusta mucho ver cómo los actores a penas abandonan el escenario y ver cómo esperan su turno, se cambian de ropa…

    Un 10!!!

    Mamen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s