Nacho Vegas: Comprometido y polémico regreso con “Resituación”.

Han pasado casi tres años desde la publicación del último largo del cantautor asturiano Nacho Vegas, “La Zona Sucia” (2011, Marxophone).

Decía el músico que acabó muy cansado de la larga gira, del escenario que tanto le apasiona, que le entró cierto pánico ante la hoja en blanco y a la posible pérdida de capacidad para componer. Así que se puso a ello y el resultado es “Resituación” (Marxophone, abril 2014), 11 temas grabados en los estudios de Paco Loco, en el Puerto de Santa María, al igual que todos sus trabajos anteriores.“Resituación” representa un nuevo giro de tuerca en la obra del asturiano que ya podíamos intuir a merced del anterior EP publicado, “Como Hacer crack” (Marxophone, 2011).

nacho-vegas-resituacion

Porque si los seguidores estaban acostumbrados a que Vegas volcara todas sus angustias y pesadillas personales en los discos, al “yo” confesional de sus canciones, a la agonía de las drogas, los perdedores y los amores tortuosos, “Resituación” representa pasar a un segundo plano, a dar voz a personajes alejados de Nacho, al enfado político y a una nueva instrumentación alejada  de sus últimos discos, y máxime de sus primeros álbumes.

Abre el disco “Indefensos” , tema instrumental de deliciosa tesitura. Un tema que utilizó en su particular homenaje en forma de minigira al cineasta Mike Leigh al igual que la bella “Ciudad Vampira”, quinto tema del disco. Ya en “Actores poco memorables”, primer single, vemos desfilar una colección de personajes. Su personal “Halloween Parade” de aquel Lou Reed, con voz gastada de Vegas, quien por cierto, se cuela en la canción dando voz a su reconocida bisexualidad (el asegura que el personaje es casual…).

Le siguen temas como “Polvorado” con ese verso en forma de cabreo que tanto ha calado : “polvo somos y en pólvora nos convertiremos”. “Rapaza de san Antolín” o  “Runrún” son bastante curiosas en cuanto a ritmo sonoro. Sonidos diferentes, sorprendentes y de difícil adaptación para los acostumbrados a sus discos más heroinómanos.

Nacho-Vegas_507-680x350

Pero quien ha llegado hasta aquí merece premio. Porque si “Adolfo Suicide” es un rock oscuro, “Luz de Agosto en Gijón” es uno de los temas más bellos y tristes de toda su carrera. “Libertaria song” o la durísima “Un día usted morirá” dan paso a un sueño onírico para disfrute del asturiano en el gran temazo final “La vida manca”.

Un buen disco donde Gijón, la situación social, la música más popular toman la palabra más que nunca. Un disco de fácil escucha pero quizás algo irregular en cuanto a su continuidad sonora. Vegas ha mutado, eso está claro, pero un músico enfadado no saca partido de toda su capacidad. Así que sus mejores álbumes, en nuestra opinión, siguen quedando atrás. “Desaparezca aquí”  (LimboStarr, 2005), puede ser un ejemplo.

Queda un nuevo EP por salir con descartes y ver la segura evolución del músico que, por otro lado, es de lo mejor en la escena estatal.

Para esta crítica hemos contado con la colaboración especial de Jordi Martínez, gran conocedor de la obra de Nacho Vegas.

Os dejamos con el video-clip de “Actores poco memorables” primer single de “Resituación”:

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s