“El Cantador”: Viaje al teatro del siglo XIX.

El equipo de “Cultura y Algo Más” ha asistido en la Sala Tallers del TNC (Teatre Nacional de Catalunya) a la representación de la obra “El Cantador” de Frederic Soler i Hubert, (1839-1895), más conocido como “Serafí Pitarra”, escrita en colaboración con el autor de la misma época Pau Bonyegues. (pseudónimo de Conrad Roure)

La obra es la primera de la recién creada Jove Companyia del Teatre Nacional, que estará formada cada año con una selección de alumnos recién graduados del Institut del Teatre, iniciativa que desde este blog saludamos por la significación que puede tener en orden a la promoción de nuevas generaciones de actores.

1

La obra ha sido dirigida por Xicu Masó, experimentado director teatral que ha dirigido obras como “L´Encarregat” de Harold Pinter en el Teatre Lliure, y actor que ha aparecido en diversas series de TV3 como “Polseres Vermelles”, “Temps de Silenci” o “Insensibles”.

Los actores que participan en la comedia son Ricard Farré, Arnau Puig, Cristina Arenas, Marçal Bayona, Oreig Canela, Queralt Casasayas, Bruna Cusí, Mariona Ginés, Andrea Martínez, Josep Sobrevals y Pau Viñals.

2

Serafí Pitarra comenzó dedicándose a la dramaturgia como pasatiempo, reuniéndose con sus amigos en la trastienda de la relojería que regentaba en el barrio gótico de Barcelona; ya desde sus inicios se distinguió como autor irreverente especializado en comedias satíricas antirománticas, como la celebre “L’Esquella de la Torratxa”, inspirada en la comedia contemporánea del abogado mallorquin Joan Palou “La Campana de la Almudaina”.

Resulta curiosa la amalgama política de Pitarra, puesto que a sus inquietudes sociales y deseo de conectar con el gusto popular menestral, también se unía un evidente conservadurismo como en su obra “Les Heures del Mas”, en que la burguesía de la época vio reflejados sus valores nacionalistas, de loa de la familia…

3

El trasfondo político naturalmente eran las luchas entre absolutistas carlistas y liberales que empañaron de sangre la España del siglo XIX. Serafí Pitarra trató de establecer una especie de tercera via, y en parte lo consiguió: resulta significativo observar como su obra “L’Esquella de la Torraxa” dio nombre a los pocos años de estrenarse a la célebre revista homónima de la Vila de Gracia, azote de la burguesía y del clero (cuyo último número se publicó veinte días de la infausta entrada de las tropas franquistas en Barcelona), mientras que como hemos dicho los valores de Soler en algunas de sus obras fueron igualmente abrazados por la burguesía catalanista de la época como exponentes de la tradición.

En lo literario, Frederic Soler fue uno de los adalides del movimiento de La Renaixença popular, que pretendía, en contraposición con la tradición romántica de los recién instaurados Jocs Florals, fomentar el uso del catalán de la calle (“el català que ara es parla”), desprovisto de las barrocas ornamentaciones propias del certamen.

Frederic Soler cosechó tal éxito con sus sátiras -la obra “El Cantador” fue enseguida representada en los teatros del Passeig de Gràcia -teatros al aire libre que reunían a un público más popular que los teatros del interior de la ciudad-. Con los años, Frederic Soler se convirtió en director en el Teatre Romea de Barcelona, y más tarde propietario del mismo, aunque nunca dejó de escribir teatro, hasta poco antes de su fallecimiento.

4

La obra a la que asistimos se trata de una parodia del drama romántico “El trovador” de Antonio García Gutiérrez (autor liberal de mediados del siglo XIX), gran éxito del teatro español de 1836 que inspiraría el libreto de “Il trovatore” de Giuseppe Verdi.

Situada en el siglo XV, “El Cantador representa la venganza de la gitana Magdalena y de su hijo secreto, el cantaor Don Manric, sobre la familia de Don Nunyo, la cual había hecho quemar a la madre de Magdalena por brujería. La enemistad de Don Nunyo y Don Manric, que se disputan el amor de Donya Leonor. Leonor ama sinceramente a Manrique y Antonio mueve sus influencias para que ésta sea llevada a un convento. Pero el doncel la rapta y huyen juntos, hasta que se les descubre y el trovador es encerrado en el torreón de la Aljafería que llevará su nombre (Precisamente, la Torre de Zaragoza se conoce como Torre del Trovador en honor a dicha obra). Leonor, víctima de la desgracia, decide suicidarse.

5

Pero claro, en manos de Pitarra, el drama se torna comedia, dando pie a graciosos equívocos y chascarrillos que el espectador atento apreciará.

La propuesta es de una meritoria puesta en escena, ya que se trata de una obra dentro de otra obra –teatro dentro del teatro-, en la que los actores interpretan a Pitarra y sus acólitos que se reúnen en la trastienda de la relojería para teorizar sobre teatro y seleccionar a los actores, y también interpretan la propia sátira, alternando así los papeles de los dramaturgos del siglo XIX y de los protagonistas del drama tornado en comedia del siglo XV. Además, los actores declaman íntegramente en endecasílabos, ya en su papel de “actores” ya en su papel de Pitarra y sus acólitos. Una de las actrices incluso canta “a capella” un fragmento operístico.

Desde “Cultura y algo más” os recomendamos esta obra tanto para apreciar las aptitudes de las nuevas generaciones de autores como para pasar un buen rato con los versos satíricos de Pitarra.

Esta obra se encuentra en cartel en la Sala Tallers del TNC de Barcelona hasta el 13 de abril.

Laura e Ignasi.

Os dejamos con el tráiler de “El cantador”:

Para más información clica abajo:

Web del Teatre Nacional/Información sobre “El cantador”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Teatro y Danza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s