The Afghan Whigs: El regreso de uno de las grandes grupos de los 90´s.

A principios de año nos enteramos de que The Afghan Whigs, una de las grandes bandas de rock de la década de los 90, volvían discográficamente tras un larguísimo parón de 16 años. Siendo como son uno de los grupos favoritos de quienes elaboramos este blog, hemos querido dar nuestra opinión sobre su nuevo lanzamiento de inminente aparición (el disco se publica el próximo 15 de abril, aunque ya se puede escuchar en streaming vía internet desde hace unos días), así como hacer un repaso por la carrera de esta banda que es posible que muchos de nuestros lectores no conozcan.

Whigs_cover_noband

El grupo se formó en Cincinnati, Estados Unidos, en 1986. Inicialmente sus integrantes eran Greg Dulli (voz, guitarra), John Curley (bajo), Rick McCollum (guitarra), y Steve Earle (batería), músico, éste último, que no hay que confundir con el cantante de country-rock del mismo nombre. En 1988 publican su primer disco, “Big top Halloween”, en el sello Ultraduede propiedad de Curley, aunque a veces se considera “Up in it”, editado en 1990 por Sub Pop (famoso por haber descubierto a bandas como Nirvana), su primer trabajo con todas las de la ley. En “Up in it” se adivina ya la característica impronta de la banda: un rock denso y oscuro que juguetea con el soul y el rythm and blues, aunque inicialmente estos estilos resulten prácticamente opacos para el oyente.

En 1992 publican “Congregation”, un álbum alabado por la crítica y que les hace ganar bastantes seguidores, aunque el grupo se quede lejos del estrellato. “Congregation” era un disco que seguía explorando en esa identidad que ya se adivinaba en su trabajo anterior con canciones redondas donde el rock y el soul se hermanaban con un sonido uniforme, personalísimo, ideal para envolver las letras torturadas, a menudo cercanas a la literatura noir, de su indiscutible líder Greg Dulli.

afghanwhigs230512w-550x353

La formación en una antigua imagen promocional.

La repentina popularidad en la época en que se editó “Congregation” de bandas consideradas alternativas como los ya mencionados Nirvana, hizo que los sellos discográficos multinacionales se lanzasen en busca de formaciones que pudieran equipararse de alguna forma en cuanto estilo musical y estético con grupos similares. Así, y pese a que “Congregation” no había sido un gran éxito de ventas, The Afghan Whigs pudieron ser fichados por una gran compañía. Sin embargo, la personalidad del grupo estaba alejada del grunge imperante, tanto por lo que se refiere a sonido, como a la propia imagen de la formación, mucho más sofisticada y elegante que la de otros compañeros de generación.

Así se entiende, quizá, que “Gentelmen” (1993), primer disco de la banda publicado con una major, no obtuviese tampoco una gran repercusión en cuanto a ventas. Pese a ello, la crítica se vuelve a rendir ante el indudable talento del grupo, que con este disco iniciaba una trilogía difícilmente igualable completada con “Black love” (1996), probablemente uno de los 10 mejores discos de rock de la década de los 90, y “1965” (1998), trabajos donde la identidad de la banda, esa mezcolanza entre rock de afiladas guitarras y arreglos soul, brillaba con su máximo esplendor.

Ciertas tensiones entre los miembros del grupo que en algunos casos derivaron en el abandono de alguno de ellos siendo substituidos por otros músicos, así como la falta de reconocimiento popular de sus álbumes, llevan a la formación a disolverse completamente en 2001, tras lo cual, Greg Dulli se embarca en diversos proyectos. Crea una nueva banda llamada The Twilight Singers que, con 5 discos editados, mantiene una cierta conexión con el sonido de The Afghan Whigs, aunque coqueteando en ocasiones con otros estilos además del rock y del soul como puedan ser el folk, el country o la electrónica. Así mismo, lanza algún disco en solitario, y crea junto a Mark Lanegan, ex líder de Screaming Trees (otra banda de los 90s con una historia casi paralela a la de The Afghan Whigs), The Gutter Twins, un proyecto conjunto entre los dos carismáticos músicos que hasta ahora tiene un solo disco publicado.

The Afghan Whigs en el festival Primavera Sound de 2012.

Ahora, como ya hemos dicho al principio, The Afghan Whigs regresan discográficamente tras 16 años. En realidad, cabe identificar esta nueva encarnación de la banda como un proyecto casi personal de Greg Dulli, ya que el único miembro original del grupo que sobrevive en este caso, además de él mismo, es el bajista John Curley. El guitarrista del grupo, Rick McCollum, que sí participó en la gira de reunión realizada hace un par de años y que pasó (en lo que fue un concierto espléndido) por el Festival Primavera Sound en su edición de 2012, no ha intervenido en la grabación del disco por cuestiones (según se ha dicho oficialmente) de índole personal. Buena parte de los componentes de la banda en la actualidad forman parte también de The Twilight Singers, lo que da cuenta de hasta que punto es Dulli quien maneja los controles completamente hoy por hoy en The Afghan Whigs. Todo ello se traduce en un disco que, si bien tiene calidad como no podía ser menos tratándose de un producto facturado por un puñado de fabulosos músicos (Dulli a la cabeza), se asemeja más a lo que hemos venido oyendo por parte de The Twilght Singers de un tiempo a esta parte, que al sonido característico de The Afghan Whigs. El singular estilo como guitarrista de Rick McCollum se echa en falta en algunos instantes, y la vena soul del grupo se muestra bastante apagada, sobre todo si lo comparamos con el que fuese anterior disco de la banda, el barroco y, al mismo tiempo, muy fresco, “1965”.

the-afghan-whig-summer-2014

El grupo en la actualidad.

En “Do to the beast”, Greg Dulli ofrece una faceta algo más introspectiva, lo cual no quiere decir que no haya arrebatos de furia rockera, como en la inicial “Parked Outside”, donde un riff de guitarra machacón nos introduce de manera directa en el disco. En “Matamoros” destaca un ritmo marcado y arreglos de cuerda inspirados en sonidos del medio oriente asiático que desembocan en un estribillo con buenas armonías, aunque quizá es un tema que llega a quedarse algo corto. “It kills”, donde el piano y teclados en general se hacen omnipresentes, es un buen ejemplo de la introspección de la que hablábamos antes. “Algiers”, primer single del disco, destaca como uno de los grandes momentos del álbum gracias en buena parte al fantástico trabajo vocal de Dulli. “Lost in the Woods” es un tema sombrío, con una tensión in crescendo que no llega a explotar del todo, y donde violines y violonchelos (instrumentos muy presentes en la discografía de The Afghan Whigs) cobran protagonismo. Por su parte, “The lottery” recupera el sonido más contundente del grupo en contraste con la canción que le sigue, la muy intimista “Can rova”. “Royal cream” tiende hacia la épica siendo uno de los temas que, uno imagina, mejor pueden funcionar en directo de “Do to do beast”. En cambio, la estructura algo repetitiva de “I Am fire” la convierten quizá en la canción más floja del disco. Finalmente, “These stiks” es el único tema del álbum donde la banda se desboca completamente, recordando incluso a los tiempos de “Congregation”.

En resumen, “Do to the beast” es un álbum algo irregular, pero contiene un puñado de muy buenos temas, y puede servir como notable puerta de entrada para neófitos a la discografía de una banda fascinante como pocas.

Ricard.

Os dejamos con el video-clip de “Algiers”, como hemos dicho, primer single de “Do to the beast”, un trabajo audiovisual dirigido por Philip Harder que parece inspirado en el sobrio y violento western “Infierno de cobardes” (“High plains drifters” en su versión original) que dirigiera Clint Eastwood en 1972, aunque con un cierto toque a David Lynch.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s