Cine y literatura (I): Sobre el oficio de escritor.

“Cultura y algo más” inicia esta nueva serie que tratará sobre la relación entre cine y literatura.

En esta primera entrega, nos dedicamos a dos películas que coinciden en la cartelera actual y que queremos recomendar: “Ruby Sparks” y “El ladrón de palabras”.

La primera, dirigida por Jonathan Dayton y Valerie Faris (conocidos por su anterior trabajo, “Little Miss Sunshine”), con guión de Zoe Kazan (nieta del célebre director de cine Elia Kazan) y protagonizada por Paul Dano y ella misma, nos cuenta la historia de Calvin Weir-Fields, un joven e introvertido escritor que quiere superar un período de esterilidad creativa mediante la creación de un personaje femenino, Ruby Sparks, del que se enamora. Ruby cobra vida inesperadamente y se convierte en la compañera ideal para Calvin, manipulable a su antojo (mediante las páginas que él va escribiendo sobre ella). Pero poco a poco, Ruby va evolucionando y adquiriendo más personalidad y autonomía.

Esta fábula habla sobre el proceso de una relación sentimental, sobre cómo aceptar a la pareja integramente, respetar su libertad y no compararla con nadie.

“Ruby Sparks” es una obra viva, dinámica, amarga y divertida a la vez, que aporta frescura al panorama cinematográfico actual y augura un buen futuro para el equipo que la ha hecho posible.

Trailer oficial de “Ruby Sparks”

En cuanto a la segunda,  ópera prima de la pareja de directores y guionistas Brian Klugman y Lee Sternthal,  protagonizada por Bradley Cooper, Jeremy Irons y Dennis Quaid,  trata sobre un modesto escritor que llega a ser famoso a costa de otro, que se queda en la sombra. El personaje principal pasa de ser un joven con ilusiones acerca de su futuro a ser un hombre sin escrúpulos que vende su alma para poder triunfar. Bajo la apariencia de una persona segura de sí misma se esconde un ser lleno de amargura, que pretende ahogar sus penas con un buen vino y una joven admiradora llena de entusiasmo, pero no lo consigue, pues no puede aceptarse tal como es, alguien que sacrificó sus sueños para alcanzar una popularidad no merecida, y se da cuenta de que eligió el camino equivocado.

En cambio, el verdadero escritor sacrificó su obra debido a un fracaso amoroso. En un punto de la historia, los dos hombres se encuentran, pero el primero no quiere demandar ni dañar al segundo, pues se encuentra en el crepúsculo de su vida y ya no tiene sentido. El conflicto resultante genera una interesante reflexión sobre el acto creativo.

Trailer oficial de “El ladrón de palabras”

Laura.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cine y TV, Literatura y Cómic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s