Alan Moore y las múltiples dimensiones del cómic.

Alan Moore, nacido en 1953 en Northampton, Inglaterra, de imagen icónica, venerado guionista de historietas, autor de culto donde los haya, misántropo y con tendencias anarquistas presentes en parte de su obra, es uno de los máximos responsables de la “dignificación” de ese medio, tantas veces denostado, considerado por algunos como de segunda o tercera categoría respecto a otras artes, que es el comic.

Famoso por títulos como “Watchmen”, “V for Vendetta”, “From Hell”, o “The league of extraordinary gentlemen”,  ECC-ediciones publica ahora en un lujoso tomo, buena parte de su obra realizada para la editorial DC (a la que pertenecen personajes tan populares como Superman o Batman), incluyendo historietas vistas en comics y revistas como “Detective Comics”, “DC comics presents”, “Swamp Thing”, “Superman” o “Green Lantern”, añadiéndose además la famosa “Batman: The Killing Joke” editada en otras ocasiones en formato de novela gráfica.

El tono sombrío de buena parte de los guiones de Moore, que humaniza e incluso llega a ridiculizar los justicieros enmascarados (véase la historia “Vigilante: el día del padre”, donde el supuesto héroe persigue infructuosamente a un psicópata asesino), la estructura de sus argumentos empezando en algunas ocasiones desde el final de la historia para volver, de forma fragmentada, hacia atrás (como ocurre en la historieta “La línea de la jungla”), el tempo narrativo, el trabajado perfil de sus personajes, las resonancias sociopolíticas, filosóficas y religiosas que dejan muchos de sus trabajos, la calidad literaria de sus textos (tanto de apoyo, como diálogos), son elementos reconocibles del autor que ya aparecen en los comics recopilados en este volumen.

Todo ello cristaliza en la mencionada “Batman; The Killing Joke” con la que se cierra el tomo; historia que explica el origen del Joker, alter ego por antonomasia del hombre murciélago, al que Moore consigue dotar aquí de una personalidad dual a la vez terrorífica y patética, casi digna de la compasión del lector, creando un comic que se convirtió rápidamente, junto al “Batman: the dark knight” de Frank Miller, en una punto de referencia tanto para el personaje protagonista (la impronta de estas dos obras llega a verse en las recientes traslaciones cinematográficas de Batman realizadas por el director Christopher Nolan), como para guionistas y dibujantes de toda índole, origen y condición.

No es una mera cuestión acomodaticia que en “Cultura y algo más” hayamos decidido categorizar de manera conjunta “Literatura” y “Comic”. Queremos reivindicar con ello la grandeza de un arte que, como mencionábamos al principio, ha sido ninguneado en demasiadas ocasiones. Nada mejor que revisar la, muchas veces, asombrosa obra de Alan Moore, para percatarse de las múltiples dimensiones que puede tener este medio cuando está en manos de un autor que, como es el caso, es digno de figurar entre los más destacados escritores de la actualidad.

Ricard.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura y Cómic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s